HERMOSILLO, SON.- El sacerdote y defensor de los derechos humanos Alejandro Solalinde calificó su visita a Sonora como un recorrido por una geografía del agravio que lo ha dejado consternado.

El prelado se reunió con los grupos de padres de niños fallecidos, afectados y expuestos en el incendio de la guardería ABC, con los grupos de activistas LGBT y con pobladores del Río Sonora que sufrieron el derrame de la Mina Buenavista del Cobre hace dos años en Cananea.

Afirmó que las empresas mineras intentan desplazar a los habitantes de las comunidades donde se asientan y pretenden ponerle a Sonora la etiqueta de privatizado.

Sonora con etiqueta de privatizado

“Esperemos que tomen conciencia de lo que está pasando. Sino abrimos los ojos a tiempo, sino reaccionamos nuestro Sonora tendrá una etiqueta de privatizado con la complicidad de nuestras autoridades, de nuestras instituciones que debieran cuidarnos”, comentó.

Asimismo manifestó que los ciudadanos están perdiendo a México por la injusticia, la impunidad y la entrega de los recursos naturales para la explotación por empresas transnacionales.

EXP/AA/DAW/SEP/2016