Hermosillo.- El tiempo de los intocables en Sonora se acabó señaló Odracir Espinoza Valdez al asumir el cargo de Fiscal Especial de hechos de corrupción que la gobernadora Claudia Pavlovich le confirió.

En esta ceremonia la gobernadora Pavlovich Arellano explicó que  la Fiscalía Especial anti corrupción significa una respuesta al clamor ciudadano de un verdadero cambio, al considerar que esa sociedad sonorense exige y necesita que los gobernantes cumplan con sus compromisos.

“Que den resultados a sus gobernados, que se comporten a la altura del momento que estamos viviendo, y este momento la sociedad exige honestidad, reclama transparencia y demanda austeridad”, sentenció Pavlovich Arellano.

La Fiscalía Especial Anticorrupción que anunció la gobernadora, contará con los recursos humanos, materiales y financieros necesarios para su óptima operación y eficaz funcionamientos.

Odracir Espinoza Valdez dijo que se acabaron los tiempos en los que la corrupción servía de carta de mercadeo  político en donde todo se podía negociar sin  el mayor pudor.

“No hay intocables, no hay componendas, no hay mas impunidad, que les quede muy claro ese punto, esos impuestos que paga la gente para los bienes colectivos, ello se ha perdido en el sexenio anterior y tendremos que actuar..no vamos a permitir  que quede en impunidad los que se fueron”.

Finalmente reconoció la voluntad política de la gobernadora Pavlovich de crear esta fiscalía no solo para la persecución de corruptos del pasado sino también para aquellos que caigan en la tentación  de fallarle a los sonorenses.