imss cajeme 22072018ej 17CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) detectó dos casos de inadecuada atención médica a bebés, uno de ellos en el Hospital de Especialidades No. 2, de Ciudad Obregón, Sonora, donde provocaron la pérdida permanente de la vista a un menor, por lo que dirigió recomendación al director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Tuffic Miguel Ortega.

LA CNDH “acreditó que en ambos casos los médicos tratantes violentaron los derechos humanos a la protección de la salud y a la integridad física, así como el principio del interés superior de la niñez en perjuicio de los menores de edad”.

En el caso ocurrido en Sonora, se detectó que “un médico oftalmólogo violentó los derechos humanos del menor paciente al modificar el plan quirúrgico inicial en la cirugía programada en la que debía extirparle el ojo izquierdo y revisarle el derecho para valorar la posibilidad de colocarle una válvula Ahmed”.

De acuerdo con la información del expediente, el médico le extirpó el ojo derecho al menor sin considerar las condiciones de vulnerabilidad en atención a su edad, ni tomar en cuenta que dos enfermeras y una anestesióloga le dijeron que el ojo que debía extraer era el izquierdo.

EXP/ESP/EJ/JUL/2018