danacion 20022018ej 12HERMOSILLO, SON.- Un acto de amor incondicional fue el que realizó Luis Alberto Moreno por su sobrina América al donarle un pedazo de hígado con el riesgo de perder la vida.

“Nunca sentí miedo, sabía los riesgos porque los doctores hablaron conmigo pero jamás dudé, me siento muy feliz de darle a mi sobrina la oportunidad de vivir y haberle salvado la vida”, dice contento este humilde jornalero del Ejido La Sangre del Municipio de Tubutama, Sonora.

América es una niña de dos años a quien el pasado 27 de enero le practicaron el primer trasplante de hígado de donante vivo en Sonora, luego de que desde su nacimiento padecía cirrosis hepática secundaria a afección congénita.

La salud de la menor ya estaba muy resquebrajada, por lo que era urgente practicarle el trasplante porque de lo contario podía morir y el único donante que resultó compatible fue su tío, luego de que sus padres y tres hermanos no resultaron positivos para este procedimiento.

De Grandes Ligas
Con esto, consideró que Sonora entra a las ligas mayores en este tipo de cirugías porque ya no tendrán necesidad de salir a otras entidades para realizárselas.

El padecimiento de la niña de dos años era cirrosis hepática, enfermedad que desapareció con el trasplante de hígado donado por su tío.

EXP/MM/EJ/2018