arzobispo hmoHERMOSILLO, SON.- “Para asumir un compromiso como el matrimonio, el cual es para toda la vida, se requiere de madurez humana y es precisamente la edad la que marca esa madurez”, dijo el arzobispo de Hermosillo, Ruy Rendón Leal, al considerar que las uniones entre menores no son adecuadas.

Aun cuando en las reglas de la religión Católica se permite a las mujeres casarse a la edad de 14 años y de 16 años a los varones, siempre y cuando estén autorizados por los padres o tutores, no es prudente, consideró.

Explicó que en su opinión personal, los jóvenes debieran esperar un tiempo suficiente para conocerse y la edad pertinente para este tipo de responsabilidad.

El líder de la Arquidiócesis de Hermosillo dijo que en su experiencia como sacerdote, los jóvenes a esa edad comúnmente acuden a contraer nupcias presionados por los padres.

Antes de la homilía del domingo, don Ruy Rendón consideró importante aconsejar a los adolescentes a esperar un tiempo antes de tomar decisiones precipitadas.

“El matrimonio es una institución de amor, a la cual se debe acudir voluntariamente, con plena convicción, con edad para tomar decisiones responsablemente y nunca presionados por una situación o por alguna persona”, destacó.

EXP/LGV/FRU/JUL/2017