HERMOSILLO, SON.- La enseñanza de la educación sexual en las escuelas es un apoyo a la labor que realizan los padres en casa aclaró María Judith Turriaga Eguiguren, coautora de los proyectos Saber Amar y Aprender a Amar.

Saber Amar y Aprender a Amar es un proyecto que involucra a las es- cuelas, padres y maestros para lograr la formación integral de los alumnos en materia de sexualidad, agregó, aunque estos programas son originarios de Ecuador, se han aplicado en diversos países de América Latina .

“Cualquier proyecto educativo verdadero siempre toma en cuenta los deseos y principios de los padres e intereses de los niños”, declaró.

Unidad Separar el sentido procreativo y unitivo de la relación sexual no es bueno, porque daña a la misma naturaleza del acto sexual, explicó

EXP/RED/FR/OCT/2016