HERMOSILLO, SON.- El agua bendita cayó sobre la cabecita de Sebastián Rascón Félix en la pila bautismal del Templo Expiatorio, momento en que recibió el primer sacramento católico en palabras del presbítero Manuel Arturo Hurtado, quien invitó a los padres del festejado a su hijo por el camino de la fe, con ayuda de sus ahora padrinos.

Mire la galería completa en la edición impresa de Periódico Expreso del 24 de octubre de 2016.

EXP/RED/DAW/OCT/2016