leyexpreso12112017wwwCIUDAD DE MÉXICO.- Gobernadores de Jalisco, Colima, Guerrero, Tlaxcala, Querétaro, Durango y San Luis Potosí respaldaron la aprobación de la Ley de Seguridad Interior.

Al reunirse con los senadores que dictaminarán dicha Ley, los mandatarios coincidieron en que sin las Fuerzas Armadas se corre un grave riesgo en la seguridad nacional, así como las corporaciones están rebasadas ante el crimen organizado.

Ante la senadora Ana Lilia Herrera, presidenta de la Junta de Coordinación Política, el gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, afirmó que es necesaria una Ley de Seguridad Interior considerando el crecimiento de los índices delictivos.

"La Ley ofrece certeza y coordinación entre autoridades civiles y militares. Ley no militarizaría al país sino establecer coordinación entre los tres órdenes de gobierno", afirmó.

Piden respaldo
El mandatario de Durango, José Rosas Aispuro, pidió el respaldo a los senadores para que se pueda aprobar la minuta que envió la Cámara de Diputados.

"Hoy en día con la presencia de los grupos de la delincuencia organizada y narco han rebasado que en el pasado era un tema de autoridades civiles y se pasa a un tema de seguridad interior, porque en el pasado el tema de la droga era de paso y ahora se consume en el país", externó.

Aseguró que en los estados no se ha abandonado el tema de la seguridad pública pero "al vernos rebasados por la debilidad institucional eso transgrede la seguridad interior".

"Queremos que el Ejército y Marina tengan certeza que para actuar y pueda haber garantía y protocolos que garanticen respeto a los derechos humanos", sostuvo.

La seguridad del país
Héctor Astudillo Flores, gobernador de Guerrero, dijo que "las circunstancias con el crimen organizado colocan al país, y especialmente a Guerrero, en una circunstancia de riesgo para la seguridad del país”.

“Tenemos cerca de 5 mil policías municipales, son ausentes, la lucha que se enfrenta todos los días sería impensable sin la presencia de las fuerzas armadas”, reconoció.

Jorge Aristóteles Sandoval, mandatario de Jalisco, dijo que es absolutamente necesaria e inaplazable la aprobación de una a ley que permita a las fuerzas armadas permita seguir colaborando con los estados.

“Militares caminan a ciegas en una pelea en la que no decidieron estar”, expresó el mandatario, pero también exigió que se discuta un Mando Único y en un futuro la legalización de algunas sustancias ilegales.

Francisco Domínguez, gobernador de Querétaro, expresó que no se debe dotar de certeza jurídica a nuestras fuerza armadas.

Ley debe avanzar
Juan Manuel Carreras, gobernador de San Luis Potosí, sostuvo que no podemos darnos el lujo de no tener el mejor esquema posible de seguridad pública, si no tenemos un esquema de seguridad interior.

"La ley debe avanzar en nuestro país para tener elementos y el fortalecimiento al estado de Derecho", subrayó.

El gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, pidió aprobar a la brevedad la ley de seguridad interior.

"La ley misma establece la base de legalidad sobre la que debe actuar las autoridades del estado mexicano. No hay consenso pero, en términos mayoritarios, la requerimos y es inaplazable su aprobación", indicó.

A nombre del gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, el senador Javier Lozano, dijo que está a favor de la Ley de Seguridad interior.

Marco normativo
El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, sostuvo que las Fuerzas Armadas buscan un marco normativo en su participación en las tareas de seguridad pública, ya que si "hoy se retiraran de las tareas (de seguridad), se colocaría en un jaque y grave riesgo a la seguridad nacional".

Sin embargo, reconoció que la minuta de Ley contiene excesos y disposiciones que rebasan las tareas de las fuerzas armadas que podrían "colocar en un riesgo a la soberanía de los propios estados".

Calificó como un refrito la discusión de la ley, de un debate que se dio en la Cámara de Diputados.

El Universal / RDlMB 11/12/17/DAW