eduardo osuna bancomer 29112016r17

CIUDAD DE MÉXICO.- El director general de BBVA Bancomer, Eduardo Osuna, dijo que hasta el momento no se tiene certeza de algún impacto en el sector financiero ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Asimismo, destacó la fortaleza del sector bancario en México para enfrentar las afectaciones por las posibles políticas proteccionistas que imponga la nueva administración estadounidense.

"Saber exactamente qué va a pasar, probablemente ni el gobierno americano lo sepa. Tenemos que ir actuando con datos duros y reales para tomar las decisiones correctas de lo que viene en el país", dijo el directivo.

En conferencia de prensa, Osuna señaló que es factible observar una caída en inversiones, en tanto se conocen las definiciones de la política económica y comercial del nuevo presidente en Estados Unidos, ante lo cual no se debe caer en los extremos por los pronósticos de las afectaciones que pueda tener la economía mexicana.

"Me parece que es peor ser irresponsablemente catastrofistas que ser irresponsablemente optimista", expresó.

Ante las expectativas de calificadoras del posible impacto que tenga la banca mexicana por el gobierno de Donald Trump, así como una caída en el financiamiento, el directivo de BBVA puntualizó que la firma mantiene sus planes de inversión y apoyo a los sectores productivos en el país.

"¿Qué estamos previendo en términos de otorgamiento crédito?, sólo Dios sabe. Lo que estamos haciendo es ser prudentes en la toma de decisiones. Nuestro presupuesto de 2017 no se está modificando. Lo que sí sabemos es que va a ocurrir, en estos cinco meses que pueden ser de incertidumbre tenemos que estar listos para apoyar a las Pymes que tengan un cambio de ciclo, en algunos sectores específicos probablemente no le vaya bien, apoyarlos en reestructura y flujo y personas físicas apoyarlas", añadió.

El directivo de BBVA recordó que la banca mexicana ha realizado pruebas de estrés para medir el impacto de cambios en la economía global en las cuales ha salido bien calificada, con lo que tiene las suficientes bases ante los momentos de volatilidad global.

"Hay que ser prudentes y que la banca sea responsable en la toma de decisiones, eso es relevante para un país en términos del motor que significa el crédito, pero es también irresponsable hacer un padrón de crédito cuando no sabemos cómo vienen las cosas", subrayó.

El Universal / LMM 29/11/16