dinero mexico informacion nota11232016wCIUDAD DE MÉXICO.- El Banco de México (Banxico) bajó su expectativa de crecimiento económico del País para este y el próximo año, mientras que la Secretaría de Hacienda (SHCP) la mantuvo pese a un entorno global mucho más adverso del que se veía hace apenas unos meses.

El banco central ahora espera que el Producto Interno Bruto (PIB) de México crezca entre 1.8 y 2.3 por ciento en 2016, desde su previsión anterior de 1.7 a 2.5 por ciento. Para 2017 ve un entorno aún más complicado y por ello también redujo el rango a 1.5 y 2.5 por ciento, desde 2 a 3 por ciento.

El pesimismo
En tanto, Hacienda dejó sin cambios sus previsión para 2016 en un rango de 2 a 2.6 por ciento y para 2017 la mantuvo de 2 a 3 por ciento. Se trata de la primera vez en el año que la expectativa de crecimiento del PIB no se revisa a la baja por parte de la dependencia.

De este modo, Banxico se mostró más pesimista del futuro económico del País que Hacienda.

Agustín Carstens, Gobernador del Banxico, apuntó que la volatilidad en los mercados es una señal del entorno complicado que se observa y que obliga a México a ser más eficiente para mantener un desarrollo económico positivo.

Durante la presentación del Informe Trimestral de Inflación, Carstens explicó que entre los riesgos que enfrenta el País y que podrían afectar el crecimiento destaca la incertidumbre sobre las políticas económicas que vaya a adoptar la nueva administración de Donald Trump en Estados Unidos, pues hasta ahora no se tiene nada concreto.

La inflación
Sobre la inflación espera que en 2016 se mantenga ligeramente por arriba del objetivo permanente de 3 por ciento y el próximo año este más cercano a la meta.

Por otra parte, la SHCP aseguró que la economía mexicana crece de manera favorable pese al entorno externo tan complicado y la volatilidad que se ha registrado en los mercados financieros, sobre todo a raíz de los resultados de la elección presidencial en Estados Unidos.

En conferencia de prensa, Vanessa Rubio, subsecretaria de Hacienda, sostuvo que la decisión de mantener la expectativa de crecimiento es realista y responde a que hasta ahora no hay elementos concretos, ni siquiera la elección de Donald Trump, que apunten a un cambio en las previsiones.

"Definitivamente no estamos siendo optimistas, somos realistas, no tenemos elemento alguno que nos haga modificar la expectativa.
"No hay nada concreto, algo para modificar la expectativa, sí hay mucha volatilidad y ansiedad, hay expectativas, pero no hay nada materializado sobre lo cual haya que reaccionar", dijo Rubio.

Banxico y Hacienda dieron a conocer sus nuevas previsiones tras el anuncio del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) sobre la economía mexicana, que registró un avance de 0.99 por ciento en el tercer trimestre.

Al realizar la comparación anual con datos desestacionalizados, la economía del País, medida por el PIB, experimentó un alza de 1.98 por ciento en el tercer trimestre del año.

EXP/REF/DAW/NOV/2016