petroleos mexicanos cierreCIUDAD DE MÉXICO.- La mezcla mexicana de exportación terminó la semana con un retroceso de 12 centavos respecto a la jornada del jueves, al venderse en 37.40 dólares por tonel, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Al respecto, Banco Base indicó que el petróleo finalizó la semana con ganancias, luego de que en la sesión del martes mostró su mayor incremento diario desde abril de 2016, ante un mayor optimismo acerca de un acuerdo entre los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el 30 de noviembre en Viena.

No obstante, durante el resto de la semana se observaron presiones a la baja para el precio de las principales mezclas de petróleo.

Entre las noticias que impulsaron la baja para el precio del hidrocarburo está el incremento en el escepticismo sobre la viabilidad de un recorte en la producción conjunta de petróleo entre los miembros de la OPEP.

Ello, aunado al incremento de la producción petrolera de Irán, en octubre, el cual elevó su producción petrolera en 210 mil barriles diarios a 3.92 millones, explicó el grupo financiero.

Factores

Otro de los factores fue el fortalecimiento del dólar estadunidense frente a sus principales cruces, ante la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) incremente la tasa de referencia de Estados Unidos en diciembre.

Además de un incremento en los inventarios de Estados Unidos de cinco mil 274 millones de barriles, durante la semana que terminó el 11 de noviembre.

Por el contrario, las presiones al alza fueron impulsadas por los comentarios del ministro de Energía ruso, Alexander Novak, sobre un acuerdo entre la OPEP y su país, el retroceso en la producción petrolera estadunidense, así como un aumento en la demanda de crudo por parte de las refinerías.

Según la Administración de Información Energética (EIA), durante la semana del 11 de noviembre la producción de Estados Unidos cayó en 11 mil barriles diarios, mientras que la utilización de refinerías mostró un incremento de 2.10 por ciento.

A largo plazo

Se espera que en el largo plazo, el precio del petróleo no incremente de manera significativa sus ganancias, incluso si la OPEP llegara a un acuerdo, aunque un convenio entre sus miembros podría incentivar que otros países fuera del cartel aumenten su producción.

De igual forma, es probable que la producción de crudo de Estados Unidos se incremente, ya que en su campaña Donald Trump aseguró que la apoyaría con menos regulación en la exploración y un levantamiento de las restricciones de perforación.

En este contexto, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) ganó 27 centavos y se ofertó en 45.69 dólares por barril, mientras que el Brent subió 37 centavos, y se cotizó en 46.86 dólares por tonel.