buen fin 16112016r10

CIUDAD DE MÉXICO.- Saber controlar tus gastos durante el “Buen Fin” te permitirá disfrutar como un comprador inteligente y no como un consumidor compulsivo.

Esta temporada es una buena oportunidad para adelantar la compra de los regalos de Navidad o para cambiar aquel electrodoméstico que se necesita en casa, sin embrago, las promociones también pueden verse como un pretexto de gasto innecesario.

Las palabras claves son la planificación y el autocontrol, es decir, saber cuánto puedes gastar y en qué.

Te compartimos algunas recomendaciones que brinda Principal Financial Group para que realmente tengas un “Buen Fin”:

Planea tu presupuesto
Primero, considera tus finanzas personales y destina un presupuesto para el “Buen Fin”. Calcula tus ingresos, gastos fijos y recursos adicionales, como el aguinaldo o algún bono extra, y contempla otros compromisos de pago que hayas adquirido anteriormente.

La balanza
Contar previamente con un plan de compra te permitirá priorizar de mejor manera tus gastos, permitiendo enfocarte realmente en tus necesidades y en desechar aquellos productos que pueden esperar.

Por ejemplo, cambiar tu teléfono por uno nuevo o cambiar tu vieja lavadora o refrigerador que compraste hace 10 años y que consume mucha energía eléctrica. Pon en la balanza los beneficios que obtendrías si colocas primero en la lista un nuevo electrodoméstico que además te permita tener un ahorro en la disminución de la luz en tu casa, en lugar de un teléfono cuyo precio real se devaluará en menos de un año.

Escoger el mejor precio no es suficiente
Considera que en estas fechas tendrás en tus manos un menú de opciones de compra. Un mismo artículo lo puedes encontrar en diversos establecimientos, de modo que lo importante es que compares, además del precio, los beneficios extras que ofrece la tienda, como el pago a meses sin intereses, las bonificaciones en efectivo o el otorgamiento de puntos o descuentos en las siguientes compras, en resumen, para comprar mejor, es indispensable ser un consumidor inteligente.

¡Importante! elige el método de pago
De crédito o de contado, con monedero electrónico o vales, el tipo de pago dependerá de cada consumidor, así como del plan que se haya trazado para comprar.

Antes de lanzarte a comprar, determina si es conveniente un esquema a meses sin intereses o si puedes ahorrar más pagando de contado.

Piensa que puedes comprometer tus ingresos futuros con pagos a meses, pero que también puedes quedarte sin ingresos si decides pagar de contado. Recuerda esta sencilla fórmula: solo elige crédito en aquellos artículos o productos cuyo tiempo de vida sea superior a los meses que vas a estar pagándolo.

No te excedas y menos con tu aguinaldo
Si antes del “Buen Fin” recibes tu aguinaldo o una parte de él, es posible que veas la oportunidad de gastarlo y comprar de más. Para evitar que esto pase, recuerda realizar y apegarte a un plan de compras y si dentro de tu estrategia se encuentra utilizar tu aguinaldo, considera no gastarlo todo y no caer en tentaciones.

Piensa que Navidad se encuentra muy cerca y que si comprometes de más tu cartera durante este periodo, cuando lleguen las fiestas decembrinas no tendrás dinero para las celebraciones con familiares y amigos. Además recuerda que en febrero vienen reinscripciones en algunas escuelas.

Ahorrar durante el 'Buen Fin' también es posible
Si después de comprar durante el “Buen Fin” tienes un sobrante de efectivo de aquella cantidad que habías presupuestado, ahórrala. No necesariamente debes de gastar por gastar.

Cualquier ahorro extra puedes destinarlo a tu cuenta individual Afore como una Aportación Voluntaria o bien, a un Fondo de inversión que se adapte a tus metas financieras.

El Universal / GMA 16/11/16