MIAMI, EU.- Florida es una de las joyas más preciadas para ganar la Casa Blanca en las elecciones presidenciales del próximo 8 de noviembre, pero a su vez es una de las entidades más diversas e indecisas de Estados Unidos respecto a la emisión de su voto.

Con 19.8 millones de habitantes, Florida es considerado un estado 'swing' o 'bisagra' (de los que no siempre se inclinan por el mismo partido) y es quizá el más importante de este sector, ya que entrega 29 votos electorales, la mayor cantidad para una entidad de las llamadas indecisas.

Los otros estados que entran en la denominación de 'swing', en la que republicanos y demócratas tienen niveles similares de apoyo entre los votantes son: Pensilvania, Carolina del Norte, Virginia, Ohio, Wisconsin, Colorado, Nevada, Vermont, Iowa y New Hampshire, según una lista de Politico.com.

En el sistema estadunidense de elecciones cada estado, según la cantidad de su población, entrega un número preestablecido de votos electores.

California, por ejemplo, con 39 millones de habitantes entrega 55 votos electorales y por tradición se inclina hacia el Partido Demócrata; Texas con 29.9 millones de habitantes, entrega 38 y vota republicano; mientras que Nueva York con 19.7 millones, entrega 29 y vota demócrata.

Respecto a Florida, el estado también aporta 29 votos electorales al ganador, y pese a que ha votado de manera diferente con el paso de los años, en las últimas cuatro elecciones, ningún candidato ganó la presidencia sin llevarse el estado.

En las elecciones del 2000 y 2004 el expresidente George W. Bush ganó el estado y con ello la Presidencia del país.

En 2004, Bush ganó con 'un puñado' de votos, al tener la victoria en el estado y con ello la reelección al vencer al demócrata Al Gore, tras un proceso legal de recuento de votos.

Luego en las elecciones de 2008 y de 2012, el actual presidente, Barack Obama, ganó la entidad.

Hasta el momento la mayoría de las encuestas dan como favorita para ganar el estado a la candidata demócrata Hillary Clinton con un 46.8 por ciento, contra un 43.4 para el candidato republicano Donald Trump, según datos de un resumen de sondeos que presenta de Politico.com.

La mayoría del apoyo para Clinton proviene del sur de Florida, que es la parte más poblada del estado y en donde se ubican los condados de Miami-Dade, Broward, y Palm Beach, en los que se estima que la exsecretaria de Estado podría lograr una ventaja de unos 200 mil votos, según analistas.

El presidente del Partido Demócrata en Broward, Mitch Ceasar, dijo a la prensa local que Clinton debe obtener una gran victoria en esa zona.

Clinton también debe obtener un triunfo en el centro del estado en el corredor de la 1-4, entre Tampa y Orlando, donde una gran migración puertorriqueña podría darle el triunfo, según el profesor de Política de la Universidad Internacional de Florida, Eduardo Gamarra.

Pero el norte del estado votaría más por Trump y si el apoyo en el sur y centro no es capaz de producir un margen suficiente, Florida podría inclinarse hacia el magnate de las bienes raíces.

Es por ello que en las últimas semanas Florida se ha convertido en un verdadero campo de batalla con constantes visitas de los candidatos y anuncios televisivos.

La semana pasada ambos candidatos presidenciales visitaron la entidad y está semana hasta el presidente Barack Obama hizo campaña a favor de Clinton en el sur del estado.

También la campaña de Clinton lanzó anuncios en español sobre los “peligros” de una eventual presidencia de Trump para la comunidad latina.

En uno de los anuncios compara a Trump con el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en su retórica autoritaria y contra los medios de comunicación.

NTX/I/PTZ/SRA/EUA16