obama barack discursoCIUDAD DE MÉXICO.- Desde el McCormick Place en Chicago, Illinois, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dirigió su último discurso a llamar a mejorar las instituciones democráticas, vencer al racismo y fortalecer los logros sociales alcanzados durante su administración a la vez que garantizó al presidente electo Donald Trump “la transición más suave posible”.

“El cambio ocurre cuando gente ordinaria se reúne, y se compromete para buscar un cambio y tras ser su presidente sigo pensando eso”, dijo en medio de una ovación del público asistente.

Recordó los logros alcanzados en los últimos como el deshielo de las relaciones con Cuba, el acuerdo nuclear con Irán “sin disparar una sola bala”. “Si les hubiera dicho que habríamos alcanzado el matrimonio igualitario para todos los ciudadanos, habría sido imposible (creerme). Pero eso fue exactamente lo que logramos, ustedes lo lograron. Y gracias a eso, a su trabajo, América es más grande de cómo empezamos”, les dijo.

Recordó que el racismo continúa como una fuerza divisiva en Estados Unidos y aunque se encuentran mejor que hace 10 años, “aún no estamos donde deberíamos”.

Obama apuntó que la democracia se ve amenazada siempre que se le dé por sentado. "Todos nosotros, sin importar el partido, debemos estar comprometidos con fortalecer nuestras instituciones democráticas", afirmó.

Durante su discurso agradeció el apoyo incondicional de la primera dama, Michelle Obama, así como la entrañable amistad lo que lo une con el vicepresidente Joe Biden.

Previo al discurso, el músico Eddie Vedder, de la banda de rock Pearl Jam, interpretó algunas canciones junto a miembros selectos del Chicago Children's Choir.

El Universal / AJV 10/01/17