13020163CIUDAD DE MÉXICO.- Un hombre con un fusil de asalto y una pistola tomó rehenes y disparó en un abarrotado club nocturno de Orlando. El hecho se ha convertido en la peor agresión armada de los últimos 30 años en Estados Unidos.




El saldo de esta masacre es de 50 personas muertas y 53 heridos, señalaron reportes de agencias de información. La policía dijo que las autoridades locales, estatales y federales están investigando el hecho.

 

De acuerdo con información de agencias, se cree en el interior del club había más de 100 personas cuando se escucharon los disparos. Los presentes se agacharon y se arrastraron hacia la cabina de un DJ. Derribaron una separación entre la zona de discoteca y un área reservada a trabajadores y la gente pudo escapar por la parte de atrás de la sala. 

 

El incidente ocurrió después del homicidio del sábado de una cantante de 22 años, Christina Grimmie, quien fue baleada después un concierto en Orlando, Florida, por un hombre de 27 años de edad que más tarde se suicidó. Grimmie era una estrella en YouTube y había participado en el programa de televisión "The Voice". 

 

A media asta

El Presidente de Estados Unidos ordenó que todas las instalaciones públicas y oficinas del Gobierno de los Estados Unidos se coloquen a media asta como una muestra de respeto a las víctimas de la masacre en Orlando, Florida.

 

La orden debía acatarse en todas las embajadas, oficinas consulares y cualquier otra instalación incluidas las bases militares y navales.