corea del sur presidenteSEÚL, COREA DEL SUR.- El presidente surcoreano Moon Jae-in convocó hoy a su gabinete de seguridad a una reunión de emergencia, tras la abrupta decisión del presidente estadounidense Donald Trump de cancelar su cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un, prevista para el mes próximo en Singapur.

PASÓ MÁS TEMPRANO

  • Donald Trump cancela reunión con líder norcoreano, Kim Jong-un

La oficina presidencial Cheong Wa Dae informó que a la reunión, convocada para las 22:30 horas locales de este jueves (13:30 GMT), fueron llamados el jefe del gabinete, el principal asesor de seguridad, los jefes de Inteligencia y Prensa, así como los ministros de Defensa y Unificación.

"Estamos tratando de averiguar cuál es la intención del presidente Trump y el significado exacto de su decisión", indicó el portavoz presidencial, Kim Eui-kyeom, en declaraciones a la prensa, según reporte de la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

La reunión de seguridad surcoreana fue convocada poco después de que el presidente Trump anunció la cancelación de la cumbre con Kim, argumentando como causantes la "ira tremenda y la abierta hostilidad" de Corea del Norte.

Las declaraciones
La decisión fue comunicada mediante una carta al líder norcoreano, fue consecuencia de la creciente guerra de palabras entre los dos gobiernos, aunque el mandatario estadounidense acusó que las recientes declaraciones de Pyongyang hacían inapropiado el encuentro programado para el 12 de junio en Singapur.

En una carta al líder norcoreano, dada a conocer por la Casa Blanca, Trump señaló que Estados Unidos valoramos mucho el tiempo, paciencia y esfuerzo de las recientes negociaciones y discusiones relativas a la cumbre, largamente buscada por ambas partes,

"Lamentablemente, en base a la tremenda rabia y hostilidad abierta mostradas en su declaración más reciente, siento que es inapropiado, en este momento, tener esta reunión largamente planificada", indicó.

La advertencia
El presidente de Estados Unidos agradeció al régimen norcoreano por la liberación de tres estadunidenses hace dos semanas, a la vez que pareció advertir sobre las consecuencias de que Pyongyang continúe adelante con su programa nuclear.

“Usted habla de sus capacidades nucleares, pero las nuestras son tan masivas y poderosas que le pido a Dios que nunca tengan que ser utilizadas”, apuntó el mandatario estadunidense.

NTX/I/CRM/FJ/DAW