ParlamentoEuropeoFacebook

BRUSELAS, BÉLGICA.- El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, se disculpó hoy ante el Parlamento Europeo (PE) por la manera en que la compañía ha manejado los datos personales de sus usuarios y facilitado la transmisión de falsas informaciones.

“Ha quedado claro en el último par de años que no hicimos lo suficiente para evitar que (nuestras) herramientas sean empleadas para hacer daño”, dijo a los representantes de los 500 millones de ciudadanos europeos, reunidos en Bruselas.
“No hemos tenido una visión lo suficientemente amplia de nuestra responsabilidad. Fue un error y lo siento”, admitió, como ya lo había hecho hace un mes en una audiencia con el Congreso estadunidense.

Citó como ejemplo la popularización de noticias falsas, las interferencias extranjeras en elecciones y el uso indebido de informaciones personales por parte de desarrolladores, como el caso que motivó su comparecencia ante la Eurocámara.

Los diputados europeos lo han invitado a explicarse sobre la filtración de datos personales de más de 87 millones de usuarios de Facebook a la empresa Cambridge Analytica, que los utilizó para favorecer al entonces candidato republicano Donald Trump en las últimas campañas presidenciales en Estados Unidos.

Según cifras comunicadas por la red social a la Comisión Europea (CE), hasta 2.7 millones de europeos tuvieron sus datos compartidos de manera “inapropiada” con Cambridge Analytica.

El fundador de Facebook también excusó el rol de la red social en la “injerencia rusa” en la elección de Trump afirmando que en el año 2016 “no estábamos preparados para identificar y responder ante un plan coordinado para difundir noticias falsas”.

“Prevenir la injerencia es algo que está entre nuestra prioridades. Hemos hecho fuertes inversiones para mejorar en este sentido. En las últimas elecciones presidenciales en Francia fueron eliminadas hasta 30 mil cuentas que se dedicaban a las fake news”, afirmó.

Zuckerberg prometió seguir invirtiendo para “combatir las amenazas a la seguridad”, aunque ello “impactará significativamente” en la rentabilidad de la compañía.

Una de las medidas que tiene previsto es doblar para 20 mil, hasta el final del año, el número de empleados dedicados a la seguridad.

“Mantener a las personas a salvo siempre estará antes de maximizar nuestras ganancias”, aseguró delante del presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, y de los jefes de los diferentes grupos políticos de la institución.

Tras su intervención inicial, el empresario estadunidense tuvo que enfrentar preguntas de los diputados europeos con respecto a la privacidad personal, la transparencia de los algoritmos de Facebook, las medidas contra el acoso en línea y la competencia desleal.

Uno de los más duros fue el líder del grupo Liberal y Demócrata (Alde) en la Eurocámara, el exprimer ministro belga Guy Verhofstadt, quien le recordó que “prácticamente cada año desde 2013 hubo algún error por el que ha tenido que disculparse”.

“Dos veces en 2017 y tres en 2018, y todavía estamos en mayo. Es usted capaz de arreglar” Facebook?, preguntó con sarcasmo.
“Una de las preguntas que usted debe hacerse a sí mismo es si quiere ser recordado como una de las tres grandes mentes de internet, junto con Steve Jobs y Bill Gates, o si quiere pasar a la historia como un genio que creó un monstruo digital que está destruyendo nuestras democracias”, agregó Verhofstadt.

Los diputados cuestionaron, asimismo, su “forma de hacer negocios”, dado que “los datos personales se han convertido en un activo muy importante”.

“¿Cuándo Facebook compensará a los usuarios que tuvieron sus datos indebidamente utilizados? Dado que los datos en un perfil de Facebook pueden valer hasta 150 dólares, ¿cuánto recibirán?”, preguntó Verhofstadt.

NTX/I/MCB/BGG/EV