cuba 11102017ej 25CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno de Cuba hizo un llamado a la comunidad internacional para que en el seno de las Organización de las Naciones Unidas (ONU), se apruebe un proyecto de resolución que llama a poner fin al bloqueo económico de Estados Unidos en contra de la isla.

El 1 de noviembre próximo, en Naciones Unidas se someterá a votación, por vigésimo sexta ocasión, el proyecto de resolución denominado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

El embajador de Cuba en México, Pedro Núñez Mosquera, recordó que en 2016 el documento en cuestión tuvo el respaldo de 191 países de los 193 que conforman la ONU.

“Cuba y su pueblo confían en que contarán una vez más, con el apoyo de la comunidad internacional en su legítimo reclamo de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos de América“, expresó a través de un mensaje que dirigió a medios de comunicación.

Expuso que el 16 de junio pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció la política de su gobierno hacia Cuba, que constituye un retroceso en las relaciones bilaterales y socava las bases establecidas hace dos años para avanzar en una relación de nuevo tipo entre nuestros países, en la que prime el respeto y la igualdad.

“La administración estadounidense ha decidido endurecer el bloqueo económico, comercial y financiero, imponiendo nuevos obstáculos a las limitadas posibilidades que tenía su empresariado para comerciar e invertir en Cuba y restricciones adicionales a sus ciudadanos para viajar a nuestro país. Esta política, obsoleta, hostil e injusta, se mantiene y continúa causando profundas afectaciones a la economía cubana y limitando severamente el derecho al desarrollo del pueblo cubano”, aseveró.

Núñez Mosquera detalló que los daños acumulados por el bloqueo durante casi seis décadas de aplicación alcanzan los 822 mil 280 millones de dólares.

“Tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional. Solo entre abril de 2016 y junio de 2017 ha causado pérdidas en el orden de 4 mil 305.4 millones de dólares”, exhibió.

En septiembre pasado, indicó, el Presidente de Estados Unidos renovó las sanciones contra Cuba bajo la Ley de Comercio con el enemigo de 1917, que constituye la pieza fundamental de las leyes y regulaciones que componen el bloqueo.

“A pesar del anuncio realizado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos el 15 de marzo de 2016, de permitir a Cuba utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones internacionales y de que bancos estadounidenses ofrecieran créditos a los importadores cubanos para adquirir productos estadounidenses autorizados, hasta la fecha Cuba no ha podido realizar ninguna operación internacional de envergadura en esta moneda”, destacó.

El diplomático cubano mencionó que el recrudecimiento de la política de en sus dimensiones financiera y extraterritorial.

“El bloqueo se recrudece y se aplica con todo rigor. Constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de los cubanos. No hay familia cubana que no sufra sus efectos en la salud, en la educación, en la cultura, en la alimentación y en toda su vida cotidiana”, aseveró.

El embajador Pedro Núñez Mosquera aprovechó para reiterar el apoyo de la isla a México y la solidaridad con las familias afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados.

“Trasladamos una vez más, nuestros entrañables sentimientos de solidaridad, al pueblo y gobierno mexicanos, en especial a los familiares de las víctimas y los damnificados por los recientes terremotos”, destacó.

El Universal / EMEG 11/10/17/EJ