donald trump presidente eu 09112016r05

CIUDAD DE MÉXICO.- Justo un día después del triunfo electoral de Donald Trump sobre la demócrata Hillary Clinton, funcionarios de inteligencia comenzaron a prepararse para dar al Presidente electo su primer reporte de información clasificada con los secretos de la Nación.

Se tiene previsto que las reuniones sean tensas, pues funcionarios de seguridad nacional mencionaron al diario The Washington Post que tienen miedo a la falta de conocimiento político, desdén y al temperamento que ha mostrado el republicano.

La presentación inicial, que le entregarán este jueves, será el mismo resumen altamente clasificado que recibe todos los días el Presidente Barack Obama.

Está previsto que Trump reciba información sobre las operaciones encubiertas de la CIA contra grupos terroristas, entre otros temas.

"No sabemos lo que realmente va a pasar... ¿Cómo va a trabajar a lo largo de los próximos cuatro años, o incluso los próximos meses? No sé si va a generarse una ola de renuncias de personal que iban a permanecer para ayudar al equipo de Hillary, pero ahora no va a suceder eso, 'me voy de aquí', dirán", dijo un funcionario, que, como otros, habló bajo anonimato al rotativo estadounidense.

Michael Hayden, General retirado de la Fuerza Aérea y exempleado de la CIA, dijo que los funcionarios de inteligencia asistirán a sus reuniones con Trump con profesionalismo pero también con consternación.

"No puedo recordar a otro Presidente electo que haya sido tan desdeñoso con la información de inteligencia recibida durante la campaña o tan desconfiado por la calidad y la honestidad de la información que estaba a punto de recibir", señaló Hayden en una entrevista telefónica a WP.

Añadió que las reuniones con Trump en las próximas semanas se realizarán con profesionalismo pero estarán caracterizadas por la cautela y la preocupación.

Trump ya ha tenido al menos dos reuniones preliminares de este tipo, concertadas durante la campaña por James R. Clapper Jr., el director nacional de Inteligencia.

Pero fueron hechas por tradición y cortesía para proporcionar a ambos candidatos amplias descripciones generales de los problemas de seguridad, pero no se les informó de temas como ataques con drones, escuchas y programas encubiertos.

Algunos funcionarios hicieron comparaciones con presidencias anteriores -incluyendo la administración de Richard Nixon- que se caracterizaron por una hostilidad por parte de la Casa Blanca hacia departamentos y agencias clave, señalando que el Departamento de Justicia, el Pentágono y la CIA sobrevivieron.

EXP/REF//RG/NOV/2016