trump washingonCIUDAD DE MÉXICO.- Donald Trump nació en 1946 en Queens, Nueva York, descendiente de inmigrantes alemanes y escoceses.

Se crió en el seno de una familia rica y es graduado en Administración de Empresas por la Universidad de Pennsylvania.

Al terminar sus estudios, asumió el control de la compañía inmobiliaria de su padre, Elizabeth Trump & Son.

Una década después logró abrir el hotel Grand Hyatt, con lo que adquiere fama en Nueva York. Además, comienza sus inversiones en casinos de Atlantic City. Y en 1982 abrió la Torre Trump en la Quinta Avenida, un lujoso complejo de departamentos con 58 pisos.

Antes de llegar a los 30 años ya lideraba el imperio inmobiliario consolidado por su padre, Fred Trump, entre las manzanas más codiciadas de Manhattan.

Hoy cuenta con bienes cuya valoración alcanza más de 2 mil millones de dólares.

Su imperio se extiende por más de 500 organizaciones y empresas en las que es presidente o forma parte del consejo de administración.

El magnate se promociona a sí mismo como el mayor caso de éxito debido a sus empresas.

Salió con mujeres hermosas, se casó con tres de ellas, tuvo su propio reality show "The Apprentice" en NBC, producido y estelarizado por el magnate, donde los participantes competían por una posición en una de sus compañías.

Fue en 1988 cuando comenzó su incursión en la política al ser considerado para contender como vicepresidente a lado de George Bush padre.

Diez años más tarde, en 1999 compite para ser el candidato presidencial del Partido de la Reforma. Tras un pobre desempeño en una primaria en California, decide abandonar la carrera.

Y es hasta el 16 de junio de 2015 que finalmente que toma la decisión de ingresar a la carrera presidencial por el Partido Republicano considerado como un "outsider" para atraer el voto de estadounidenses cansados de la política partidista de Washington.

Con una campaña política para la Casa Blanca de 17 meses se ha apoyado en su dominio escénico y las bravuconadas.

El multimillonario atrajo a un público entusiasta a mítines donde las personas lo celebraron por "decir lo que todos piensan".

Pero sus críticos lo han tachado de misógino, mal informado, racista, hipócrita, demagogo y acosador sexual.

A Trump le llevó poco más de 10 meses eliminar a otros 16 candidatos y convertirse en el primer aspirante de uno de los grandes partidos que no ha tenido experiencia en el Gobierno.

Durante su campaña dijo que hará que Estados Unidos sea grandioso de nuevo a través de la fuerza de su personalidad y sus habilidades negociadoras.

Ofreció planes para obtener concesiones económicas de China, construir un muro en la frontera sur para evitar el ingreso de inmigrantes indocumentados y hacer que México lo pague.

Prometió anular la reforma de salud del Presidente Barack Obama y negar la entrada a personas de países de Oriente Medio arrasados por la guerra.

Durante los debates presidenciales con su rival Hillary Clinton sostuvo que como Presidente la investigaría por su uso de un servidor privado cuando era secretaria de Estado y prometió enviarla a la cárcel.

Su campaña tomó un escandaloso giro el mes pasado con la divulgación de un video de 2005 en el que Trump, que no sabía que lo estaban grabando, dijo a un periodista de espectáculos que le gustaba besar a mujeres sin permiso y que, debido a que era rico y famoso, podría "agarrarlas" de los genitales sin recriminaciones.

El magnate restó importancia a sus comentarios y negó las acusaciones de más de 10 mujeres que dijeron que las había manoseado o les había hecho proposiciones sexuales no deseadas.
Sin embargo, hoy se encamina a tomar el control de la Oficina Oval en la Casa Blanca.