clinton06112016ej22CIUDAD DE MÉXICO.- La nueva pesquisa del FBI sobre mails relacionados con el servidor privado de Hillary Clinton no arrojó elementos contra la candidata demócrata.

El director del Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI), James Comey, mandó una nueva carta al Congreso en la que anuncia que terminaron de revisar los mails de Clinton encontrados en un ordenador de una de sus más cercanas asesoras, y que no encontraron nada.

"El equipo del FBI trabajó contrarreloj para procesar y revisar un gran volumen de correos de un dispositivo vinculado a una investigación criminal no relacionada (con Clinton). Durante ese proceso, indagamos todas las comunicaciones enviadas por parte de Clinton y para Clinton, durante su tiempo como Secretaria de Estado.

"De acuerdo con nuestra pesquisa, no hemos cambiado nuestras conclusiones expresadas en julio con respecto a la Secretaria Clinton", señala Comey en la misiva.

A finales de octubre, la campaña presidencial estadounidense fue sacudida luego de que el FBI informara haber encontrado más correos electrónicos relacionados con la investigación al servidor privado de correos de Hillary Clinton.

Estos nuevos correos fueron descubiertos en una computadora de Anthony D. Weiner, ex congresista demócrata y ex marido de Huma Abedin, una de las principales asesoras de Clinton.

En una primera carta al Congreso, el director del FBI, James B. Comey, afirmó que los correos aparecieron en un caso no relacionado.

Más tarde, funcionarios de esa agencia detallaron que se trata de la investigación por los mensajes de texto ilícitos con contenido sexual que Weiner envió a una niña de 15 años.

En un correo interno enviado a personal del FBI, Comey explicó que se sintió obligado a informar al Congreso, pero admitió que aún no conocen la relevancia de estos nuevos correos.

Dicha revelación hizo retroceder a Clinton en los sondeos, volviendo la carrera mucho más competida.

Numerosos políticos, tanto republicanos como demócratas, cuestionaron la decisión del FBI de informar algo así a dos semanas de la elección, pues el movimiento los metía de lleno en la campaña.

El Presidente estadounidense, Barack Obama, inclusive criticó a la agencia al asegurad que en Estados Unidos no actúan basados en sospechas, sino en hechos.

EXP/REF/EJ/NOV/2016