nota30102016f10WASHINGTON, EU.- La candidata demócrata Hillary Clinton cuestionó este sábado la decisión del director de la FBI, James Comey, de enviar al Congreso una carta sobre el hallazgo de nuevos correos electrónicos que podrían estar relacionados con la exfuncionaria.

Clinton sostuvo que la decisión del director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), anunciada la tarde del viernes a 11 días de la elección presidencial, “no tiene precedentes” y es “profundamente preocupante”.

En una breve misiva a líderes republicanos, Comey señaló que se han “encontrado correos electrónicos que parecen ser pertinentes” a la investigación -que concluyó en julio pasado- sobre si Clinton puso en peligro la seguridad nacional al usar un servidor de correo privado durante su gestión como secretaria de Estado.

Los comentarios de Clinton fueron emitidos luego de que varios funcionarios de la campaña demócrata lanzaron un duro ataque contra Comey, a quien acusaron de ser irresponsable a “la luz de los hechos” y “fuertemente insinuante”.


Acusan de futurista

En conferencia telefónica con la prensa, el jefe de campaña de Clinton, John Podesta, acusó a Comey de ser “futurista con los hechos”.

Podesta criticó tanto el tiempo como contenido de la carta que Comey envió a los líderes del Congreso el viernes pasado, describiendo las acciones del director del FBI como “el suministro de información selectiva”.

Por su parte, el jefe operativo de la campaña, Robby Mook, hizo eco de la llamada de Podesta y sugirió que la FBI se ha metido en un territorio político.

“Una larga práctica del Departamento de Justicia es: No hacer nada que pueda ser visto como un intento de influir en una elección”, dijo Mook.
“Es completamente injusto para Clinton y es realmente injusto para los votantes”, indicó.

Para Podesta, la polémica por el anuncio de que se han encontrado correos electrónicos adicionales no va a distraer la campaña de Clinton, que este mañana domingo viajará a Florida para realizar eventos en esa entidad clave en las elecciones.

“No nos vamos a distraer y nada va a distraer a Hillary en los últimos días de esta elección”, señaló.

Tanto Podesta y Mook destacaron la posibilidad de que los correos electrónicos que la FBI está examinando -descubiertos como parte de la investigación del excongresista Anthony Weiner, exesposo de Huma Abedin, la principal asesora de Clinton-, pueden no revelar nueva información.

“Los informes indican que es probable que muchos de estos correos electrónicos sean duplicados”, dijo Podesta. “Es, de hecho, completamente posible que todos los mensajes de correo electrónico en cuestión son sólo eso, duplicados”.

NTX/I/FTD/CMV/