Nota29102016EJ05CIUDAD DE MÉXICO.- Agentes del Departamento de Justicia advirtieron al FBI que la decisión de James B. Comey de notificar al Congreso sobre el descubrimiento de nuevos e-mails de Hillary Clinton no era congruente con las políticas de organismo.

Comey había advertido a funcionarios del Departamento de Justicia sobre su intención de informar a los legisladores sobre los correos encontrados, antes de enviar la carta a la Cámara baja. Estos le advirtieron que "no informamos sobre investigaciones en curso, y nunca damos pasos que puedan ser interpretados como una injerencia en el proceso electoral", según informó un funcionario de manera anónima a The Washington Post.

"El director Comey entendió nuestra posición. La escuchó de la directiva de Justicia", dijo el funcionario. "Se le dijo al FBI y Comey tomó la decisión de informar al Congreso de manera independiente. Él está actuando al margen del Departamento Justicia. Y él lo sabe", aseguró.

Comey decidió informar al Congreso sobre su intención de volver a revisar los e-mails de la ex Secretaria de Estado por dos razones principales: un sentido de la obligación hacia los legisladores y la preocupación de que una filtración a los medios de estos correos hiciera pensar a la opinión pública que el FBI estaba cubriendo a la demócrata.

EXP/REF/EJ//OCT/2016