marte usuario vivirLONDRES, ING.- La colonización de Marte ya no es un sueño, sino toda una realidad.

Corre el año 2033 y la primera misión tripulada al llamado Planeta Rojo despega a bordo de la nave espacial "Daedalus".

Es el comienzo de Mars, una miniserie que combina segmentos guionados y de ficción con secuencias documentales, que estrena hoy por Nat Geo a las 22:00 horas.

"Es un proyecto experimental y su presupuesto fue en razón de eso, pero aun así es muy ambicioso. Fue corto para lo que tratamos de hacer, pero aún así es algo grande para National Geographic. Es algo nuevo, un híbrido, y todos hemos aprendido conforme fue avanzando", compartió el productor ejecutivo Ron Howard.

El realizador de Apolo 13 se sintió muy atraído por la idea de llevar a la pantalla chica un formato en el que los datos duros conviven con la ficción. Y es que, asegura, de ese modo la parte dramatizada adquiere credibilidad y enriquece al producto en su conjunto.

"La razón que nos llevó a apostar por este formato fue que si tratábamos de hacer sólo una miniserie acerca de ir a Marte, sería como la película Misión a Marte, ya que el planteamiento ha estado en el subconsciente colectivo desde hace tiempo.

"Es decir, sí queríamos una película de ciencia ficción sobre un futuro cercano, pero también deséabamos hacer algo más profundo que eso, y que las investigaciones reales fueran más evidentes", agregó el cineasta.

En la historia, dirigida por el mexicano Everardo Gout, distintas agencias espaciales se unen para encontrar un equipo de personas que serán las primeras en viajar al tan idealizado Planeta Rojo.

Los seis elegidos son el comandante de la misión, Ben Sawyer (Ben Cotton); la piloto Hana Seung (Jihae); el hidrólogo y geoquímico Javier Delgado (Alberto Ammann); la médica y bioquímica Amelie Durand (Clementine Poidatz); el ingeniero mecánico y roboticista Robert Foucault (Sammi Rotibi) y la exobióloga y geóloga Marta Kamen (Anamaría Marinca).

"Todos los especialistas concuerdan en que la vida de los seres humanos en el año 2033 estará en Marte, que para mí es algo increíble ya que está a la vuelta de la esquina lo creas o no, sea una cuestión política o no.
"Se trata del mundo uniéndose para un bien mejor, y creo que ese es un mensaje muy bello para este momento en el que se vive la locura en todas partes", dijo Gout.

El cineasta mexicano reconoció que la tarea más ardua fue lograr que la tecnología y los efectos especiales no fueran el centro de la historia, porque no se trata de algo futurista, sino de una visión de lo que le espera a la humanidad.

"Da la posibilidad de soñar, suelo ver las estrellas por lo menos una vez al día y recordar qué tan pequeños e insignificante somos. Que todas las cosas con las que lidiamos, como los problemas bancarios o las razones por las que nos matamos unos a otros, son nada.


"Traté de centrar el show en los seres humanos y no en naves espaciales, y creo que por eso mi trabajo les gustó a los productores", señaló el director de Días de Gracia.