CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) girara una orden de aprehensión en contra de Javier Duarte, gobernador con licencia de Veracruz, Manlio Fabio Beltrones, ex presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), reconoció que los actos de los mandatarios afectan a sus partidos, pero recalcó que quienes deben hacer justicia son las autoridades.

 No son los partidos políticos los que se deben de encargar de hacer justicia, para eso están las autoridades y las denuncias están ahí presentadas", dijo Manlio Fabio Beltrones.

 Javier Duarte, quien ahora está prófugo de la justicia, es señalado por muchos como uno de los culpables de la crisis de seguridad y gobernabilidad que atraviesa Veracruz, además, es investigado por su presunta responsabilidad en los delitos de enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal.

En entrevista con Luis Cárdenas en Noticias MVS, Beltrones comentó que está consciente de que "la ciudadanía está molesta por la falta de resultados, por los abusos, pero sobre todo por la impunidad con la que pueden actuar los gobernantes, sean de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD), del PRI, o de cualquiera".

Manlio Fabio recordó que en Veracruz el candidato del PRI a la gubernatura, Héctor Yunes, también demandó un mejor gobierno por parte de Duarte."Somos un partido político, en campañas se hacen denuncias de este tipo, algunas de ellas se plasman en textos que se entregan a la PGR", subrayó.

"Qué bueno, y avanzan estas denuncias que se presentaron en contra del entonces gobernador de Veracruz, qué malo que nada más sean estas las que están avanzando", declaró el político tras mencionar que sobre Miguel Ángel Yunes, gobernador electo en la entidad, también hay varias acusaciones que deben ser "vistas y resueltas por la PGR".

Beltrones consideró que en su partido no son nuevos los momentos complicados: "El PRI ha tenido en su historia varias sacudas y alertas que nos pueden invitar a ser mejores".

Como ejemplos, Manlio Fabio Beltrones mencionó la elección de 1997, en la que el PRI perdió el control de la Cámara de Diputados; la del 2000, cuando el PAN consiguió la presidencia de México; y la del 2006, cuando Acción Nacional volvió a colocar a su candidato en Los Pinos.

Sin embargo, el ex líder del PRI consideró que el año de 2012, cuando Enrique Peña Nieto ganó la elección presidencial, fue "una buena experiencia" que permitió reflexionar a los priistas.

Mi salida del PRI como presidente fue con un mensaje de que algo teníamos que hacer y lo teníamos que hacer bien", confesó Beltrones, y subrayó que ahora, desde el lado de la militancia, puede exigir a la dirigencia de su partido una transformación: "Cero tolerancia para muchos de los gobernantes de los que venimos cargando con su desprestigio como partido político".

El Universal / GMA 20/10/16