El Papa Francisco visitó México en febrero pasado y su estancia en el país fue de 6 días.