New6CIUDAD DE MÉXICO.- Un peritaje médico mediante el cual se aplicó el protocolo de Estambul a Joaquín "El Chapo" Guzmán, concluyó que el capo es víctima de malos tratos al interior del Centro Federal de Readaptación Social 9, en Ciudad Juárez, Chihuahua, por lo que su salud mental y física ya fue afectada.

De acuerdo con el peritaje médico ofrecido por la defensa del capo en el que designaron a un especialista en psiquiatría acreditado ante el Consejo de la Judicatura Federal, mismo que ya fue presentado por el profesionista ante el Juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, Guzmán Loera padece de un trastorno de ansiedad generalizada.

Por ello, se le está controlando con ansiolíticos que le ayudan a conciliar el sueño ya que el líder del cártel de Sinaloa padece de insomnio.

No se recomienda su uso prolongado, además de que se sugiere que sea atendido por el servicio de psicología y psiquiatría para el control de los trastornos que padece", concluyó el médico forense Julio César Ayuzo González.

EL UNIVERSAL informó que la defensa de "El Chapo" acusó que desde enero de este año que lo recapturaron a la fecha, Guzmán Loera permanece encerrado en una celda de máxima seguridad donde no habla con nadie por más de 22:00 horas seguidas y no se le permite salir, razón por la que su salud se ha visto afectada y por la que solicitaron al juez del Estado de México que conoce de su causa penal, que se le realicen los estudios pertinentes para acreditar la tortura de la que afirman es víctima.


El Universal / LCG 26/09/16