Nuevoportal2CIUDAD DE MÉXICO.- A dos años de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, de Ayotzinapa, en Iguala, Guerrero, la mayoría de los 130 detenidos han recurrido a amparos con la pretensión de alargar los juicios que hay en su contra. Otros están en curso y sobre algunos más no se tiene alguna sentencia condenatoria, informó Mario Patrón, director del Centro Prodh.

Detalló que el GIEI documentó 17 casos de tortura, mientras que la PGR tiene abiertas 32 investigaciones por ese delito y la CNDH registra más de 60 casos de quejas.

Alfredo Higuera Bernal, titular de la Oficina de Investigación del Caso Iguala, reconoció que de ser necesario Jesús Murillo Karam, ex titular de la PGR, podría ser citado a declarar como parte de la investigación de la desaparición.

El funcionario prefirió no adelantar si podrían seguir vivos los estudiantes, aunque aclara que el reclamo de los padres es encontrarlos con vida.

Clemente Rodríguez confía en encontrar vivo a su hijo Christian Alfonso, uno de los estudiantes normalistas desaparecidos.

Siento que mi hijo está vivo. Lo sueño mucho”. Dijo que “quizá los estemos buscando donde no están. No sé. Aunque la delincuencia esté ahí atrás de los cerros, tengo el valor para ir a buscarlo, acampar y seguir. No me importa lo que me pueda pasar”, afirmó en entrevista.

El Universal / MM. 25/09/16