N4CIUDAD DE MÉXICO.- En la primera quincena de septiembre, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) creció 0.54 por ciento, la tasa más elevada para un periodo similar de los últimos nueve años.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), respecto al mismo periodo del año pasado, los precios registraron un crecimiento de 2.88 por ciento.

Los consumidores resintieron una aceleración en los precios de productos agropecuarios, que en los primeros 15 días del mes aumentaron 2.37 por ciento, de acuerdo con los datos oficiales del Inegi.

El subíndice de frutas y verduras registró un incremento de 4.67 por ciento y a su interior, los productos con las mayores incidencias en el indicador fueron el jitomate y la cebolla con aumentos de 30.08 y 12.67 por ciento cada uno.

La medición no subyacente, que incluye únicamente al sector agropecuario y a los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno y cuyos precios son más volátiles, registraron un incremento en su conjunto de 1.10 por ciento quincenal y de 2.36 por ciento respecto a la primera quincena de septiembre de 2015.

Dentro de los energéticos, la gasolina de bajo octanaje registró un aumento de 0.60 por ciento en el periodo referido; la electricidad aumentó 1.04 por ciento, mientras que el gas doméstico LP retrocedió 0.64 por ciento.

Por otro lado, el índice subyacente, que contempla las mercancías y servicios, subió 0.36 por ciento en la primera quincena de septiembre y 3.05 por ciento en el año, en su interior, los alimentos, bebidas y tabaco subieron de precio en 0.44 por ciento, mientras que las mercancías no alimenticias 0.40 por ciento quincenal y 3.76 por ciento anual.

De acuerdo con analistas de Banorte Ixe, el reporte de inflación refuerza su expectativa de que el Banco de México (Banxico) anuncie el próximo 29 de septiembre un incremento en la tasa de referencia de 50 puntos base, que podría darle un respiro transitorio y de magnitud moderada para el tipo de cambio.

Además, analistas de Banorte Ixe consideran que la depreciación de la moneda mexicana comienza a tener mayor incidencia en el incremento de los precios de las mercancías.

Otros productos en los que los consumidores mexicanos resintieron mayores precios fueron el huevo, el pan dulce y el pollo con incrementos de 6.49, 2.62 y 1.62 por ciento respectivamente.

En cuanto a los servicios, las principales alzas fueron para las colegiaturas de primaria, que aumentó 4.01 por ciento, y las de secundaria que se incrementaron en 3.88 pro ciento debido al inicio del ciclo escolar.

EXP/REF/RG/SEP/2016