PauloDíezGargari 24112016r10

CIUDAD DE MÉXICO.- El abogado Paulo Díez Gargari, representante legal de la empresa Infraiber, presentó una denuncia ante la PGR por posibles actos de corrupción contra el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray; el Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila; y el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

El recurso legal, presentado por el abogado a título personal, señala presuntas irregularidades en la licitación del Viaducto Bicentenario, una concesión carretera otorgada por el Gobierno del Estado de México, y con la compra relacionada de máquinas para la gestión del tránsito vehicular en esa vialidad.

La inclusión de los nombres de Videgaray y Ruiz Esparza se debe a que ambos eran funcionarios de alto rango en el Gobierno estatal cuando se licitó el proyecto carretero y, por tanto, tuvieron responsabilidad en el mismo. El primero era Secretario de Finanzas, y el segundo, de Comunicaciones.

La construcción y explotación de la autopista fueron otorgados a la empresa de capital español OHL México y, de acuerdo con Díez Gargari, el procedimiento fue adaptado para favorecerla.

El Gobierno estatal habría otorgado más puntos a la propuesta de OHL México en un rubro sin parámetros claros, relacionado con la estética de la autopista, lo cual le habría permitido derrotar a la propuesta de la desarrolladora Ideal, de Carlos Slim.

Este es uno de los hechos que motivó la denuncia, en la cual también están incluidos el ex presidente del Consejo de Administración de OHL México, José Andrés de Oteyza; el actual presidente del mismo órgano, que previamente había ocupado el mismo cargo, Juan Luis Osuna, y el director general, Sergio Hidalgo.

El otro motivo fue que el Edomex estableció como obligación para ese concurso adquirir dos máquinas de gestión de tránsito vehicular de la empresa estadounidense Barrier Systems.

Eventualmente, estos equipos fueron adquiridos por OHL México con un presunto sobreprecio a la empresa Barrier Systems de México, que no tiene ninguna relación con el fabricante, a pesar de la similitud de los nombres.

Esta última compañía pertenece a Ricardo San Román Dunne, cercano al Presidente Enrique Peña Nieto, quien en ese momento era Gobernador del Edomex.

Díez Gargari sostuvo que la compra de esta maquinaria pudo constituir un soborno de la empresa al Gobierno del Estado a cambio de quedarse con la concesión.

EXP/REF/RG/NOV/2016