deportacion mexico estados unidosCIUDAD DE MÉXICO.- El subsecretario de Gobernación de Enlace Legislativo, Felipe Solís Acero, aseguró que el gobierno federal calcula que los connacionales deportados por la administración del próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump no va a llegar a un millón.

En entrevista en la Cámara de Diputados, Solís Acero pidió cautela y esperar la llegada de Donald Trump para el próximo 20 de enero, para conocer la manera en que va a actuar.

“El señor Trump habló de entre dos y tres millones de posibles deportados, sin embargo, los cálculos del gobierno mexicano, cálculos iniciales ciertamente, pero cálculos que el gobierno mexicano ha establecido, establecen que el monto no llegaría ni al millón y es parte de lo que se tiene que revisar, por parte del gobierno hay disposición absoluta para platicarlo con el Congreso y las Cámaras sobre el particular”, describió Solís Acero.

El pasado 13 de noviembre, Donald Trump aseguró que deportará a los inmigrantes que tienen “antecedentes penales”, y serían entre dos y tres millones de indocumentados.

"Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga, probablemente dos millones, podrían ser incluso tres millones, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos", indicó Trump en su primera aparición televisiva tras el triunfo electoral.

Sobre este tema, Solís Acero dijo que el gobierno está trabajando y la Cancillería tiene un activismo constante desde el día de la elección en Estados Unidos.
“El gobierno está trabajando sobre el particular, hay un activismo de la Cancillería, desde el día de la elección, hay acciones preventivas sobre el particular, tanto por parte de la Cancillería como por parte de la Secretaría de Hacienda y se está trabajando un programa por parte del INM, Instituto Nacional de Migración, para hacer frente a lo que podría venir como consecuencia de las medidas, sí es que éstas se concretan, hay quien tiene duda de que se concreten como se ha planteado”, aseguró el integrante del gobierno federal.

Agregó: “sin que sea un asunto que me corresponda a mí definir, resulte conveniente ver el tema con cautela hay que esperar a que llegue el 20 de enero, día en que asume el señor Trump, y verlo ya actuando como presidente de Estados Unidos”.

El Universal / MM. 22/11/16