agustin cartens banxicoCIUDAD DE MÉXICO.- El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que la decisión de aumentar la tasa de interés de 4.75% a 5.25% fue guiada por el mandato prioritario de procurar una inflación baja y estable.

De esa manera se va a proteger el poder adquisitivo y el ingreso de todos los mexicanos, garantizó.

"Como saben, la inflación es el impuesto más regresivo que existe y tenemos que usar nuestros instrumentos de manera juiciosa", explicó en entrevista durante la celebración de los 10 años del Museo Interactivo de Economía (Mide).

El funcionario mencionó que dentro de los factores que pueden incidir sobre la inflación, hay algunos transitorios como los bienes agropecuarios, pero también se ha visto volatilidad del tipo de cambio que pueden trasladarse a la inflación.

"Lo que queremos hacer es que el traspaso de la inflación del movimiento cambiario sea el menor posible", afirmó.

El Universal / AJV 17/11/16