senado mexicano robo cableCIUDAD DE MÉXICO.- El Senado aprobó endurecer la sanción por el robo de cable de cobre, aluminio, acero, níquel o cualquier otro material que sirva como medio para prestar un servicio público y, como consecuencia de ello, se genere la interrupción de éste.

Durante la sesión ordinaria del órgano legislativo se avaló por unanimidad el dictamen por el que se reforma el Artículo 381 del Código Penal Federal en el que se expone que la sustracción de cable de cobre figura en el tipo penal de robo simple.

Sin embargo, advierte, existe una diferencia sustancial entre la mera sustracción y la sustracción que además genera consecuencias, como la suspensión de la prestación de servicios públicos.

Con la reforma el Ministerio Público de la Federación tendrá más herramientas para investigar, perseguir y, en su caso, consignar los casos de apropiación de cable de cobre que interrumpan los servicios públicos y, los jueces podrán resolver los juicios con normas que estén acorde a la realidad material que se les presenta.

En aumento

El senador priista Jesús Casillas Romero destacó que en los últimos años los casos de ese tipo de delitos e ilícitos ha aumentado de manera notable, pues cada día hay más robo de líneas de conducción de servicios públicos como electricidad, teléfono o cualquier otro que requiere el ciudadano y presta el Estado mexicano.

Casillas Romero comentó sobre la existencia de un mercado clandestino en el que cable de cobre se vende a valores inferiores en detrimento de establecimientos, oficinas, casas habitación, y en general, para el Estado mexicano, al tener efectos negativos como la suspensión de la prestación de los servicios públicos.

NTX/LCR/IAM