yaqui06112016ej10CIUDAD DE MÉXICO.- Ante el enfrentamiento entre miembros de la tribu Yaqui por la construcción del Gasoducto Sonora, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió la intervención de autoridades federales.

El pasado 21 de octubre, alrededor de 400 indígenas pelearon en Loma de Bácum con machetes, palos, piedras y armas de fuego, lo que dejó un muerto y ocho heridos, así como varios automóviles incendiados.

La batalla se desató luego que yaquis de Loma de Guamúchil, quienes están a favor de la obra, llegaran a Loma de Bácum, donde se oponen al gasoducto.

En un comunicado, la CNDH informó que ese mismo día pidió la implementación de medidas cautelares a la Secretaría de la Defensa Nacional y al Comisionado Nacional de Seguridad, así como al Secretario de Gobierno del Estado de Sonora.

"Con la única finalidad de que garanticen la integridad física y eviten se ponga en riesgo la vida de los habitantes, manifestantes y cualquier otra persona involucrada en los referidos hechos?, refirió el organismo.

"Al respecto, las autoridades federales referidas aceptaron las medidas solicitadas".

El Gobierno de Sonora informó hace dos semanas de las acciones implementadas por las autoridades estatales, mientras que las fuerzas federales no han detallado información al respecto.

"Este organismo público autónomo permanecerá atento a las acciones y medidas que tomen las autoridades de los tres órdenes de gobierno, a fin de proteger y defender los derechos humanos de los integrantes de la tribu Yaqui", advirtió la CNDH.

"(Se) exhorta a las partes involucradas a manifestar sus inconformidades y resolver el conflicto dentro del respeto irrestricto a los derechos humanos, privilegiando el diálogo y la tolerancia, construyendo puentes de comunicación que permitan establecer acuerdos de paz y armonía en la comunidad".

La CNDH informó que mujeres yaquis promovieron un escrito de queja, al que el organismo le dará el trámite correspondiente.

EXP/REF/EJ/NOV/2016