choque sueco 04112016r12

CIUDAD DE MÉXICO.- Un camionero polaco fue sentenciado a 10 años de prisión por haber causado la muerte de una mujer y sus tres hijos al chocar contra el auto en el que viajaban, en agosto pasado, por ir distraído con su celular.

Medios británicos como la BBC reportaron que el chofer, quien fue identificado como Tomasz Kroker, de 30 años, fue sentenciado el pasado 31 de octubre a 10 años de prisión por el incidente, ocurrido el 10 de agosto, en la carretera A34 cerca de Newbury, en Berkshire.

Durante el juicio, Kroker admitió haberse distraído con el celular, donde buscaba música, cuando se impactó, a una velocidad de unos 80 kilómetros por hora, con el vehículo en el que iban Tracy Houghton, de 45 años, con sus hijos Ethan, de 13 años y Joshua, de 11, así como su hijastra, Aimee Goldsmith, de 11.

En otro auto, que también resultó impactado en el choque, viajaba el esposo de Houghton, Mark Goldsmith, y su hijo de 13 años, Jake. Sin embargo, ambos sobrevivieron sin sufrir heridas graves. La familia venía de regreso de acampar y en el punto donde ocurrió, el tráfico se había formado una hilera de autos debido a otro camión pesado que iba más adelante.

Kroker nunca se dio cuenta y no redujo la velocidad. En el juicio se determinó también que durante alrededor de un kilómetro Kroker, quien recientemente se convirtió en padre, no estuvo atento a la carretera, lo que ocasionó el accidente. El video de lo ocurrido, difundido por la policía, se volvió viral y volvió a encender las alertas respecto al uso de celulares mientras se maneja.

La familia de Houghton se declaró 'devastada', según señaló el rotativo británico Daily Mail. Kate Goldsmith, mamá de la pequeña Aimee, dijo tras darse a conocer la sentencia que 'no se hizo justicia', y subrayó cómo su vida cambió en un abrir y cerrar de ojos. “Ella era mi esperanza, mi felicidad, mi equilibrio”, dijo, citada por el Mail. Detalló que Jake se encontraba devastado por lo ocurrido. “Su vida cambió para siempre” y está lleno de coraje, afirmó Goldsmith, quien añadió que el niño sufre pesadillas tras lo ocurrido.

“Cualquiera que use un teléfono celular mientras maneja es culpable de conducir de modo peligroso. Un segundo de distracción puede matar a alguien, destruir tu vida, la de tu familia y las de tus víctimas y sus familias”, indicó, según el Mail.

Durante el juicio, al ver las imágenes de lo ocurrido, el propio Kroker rompió en llanto mientras decía: “Los maté”.

Aunque en un primer momento alegó que los frenos del camión fallaron, al presentársele la evidencia admitió que se distrajo con el celular.

En el choque también se vio afectado Adam Pearson, cuyo auto volcó y él fue trasladado a un hospital con daños en la aorta, un pulmón colapsado, el hígado dañado y la espalda fracturada. “Es imposible creer que alguien que va al volante pueda causar tanto daño”, dijo a la prensa, tras considerar demasiado leve la sentencia dictada a Kroker, quien podría salir libre una vez cumplida la mitad de la condena.

Expertos han advertido del peligro de usar el celular mientras se conduce, y videos respecto a los accidentes que pueden ocurrir por una distracción de segundos se han vuelto virales en el mundo.

Éste es el video que del hecho difundió el diario inglés Daily Mail.

El Universal / MM. 04/11/16