nota2910201603wongPUEBLA, PUE.- El aseguramiento de tres vehículos presuntamente usados por “chupaductos” en el municipio poblano de Acajete generó una fuerte confrontación entre supuestos delincuentes, pobladores y efectivos policiacos, lo que dejó un muerto y una patrulla incendiada.

De acuerdo con las versiones oficiales, el conflicto comenzó desde el jueves en la noche y continuó ayer; incluso se extendió a dos carreteras, las cuales fueron cerradas por los inconformes.

Fueron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado quienes aseguraron en la comunidad de La Magdalena tres camionetas que contaban con reporte de robo, las cuales presuntamente eran utilizadas para el traslado de combustible de dudosa procedencia.

Se trató de una Chevrolet Silverado azul, con reporte de robo del pasado 11 de octubre; una Caravan Dodge verde que tenía sobrepuestas las placas de un vehículo Jetta con reporte de robo del 26 de agosto, y una Chevrolet pick up guinda, que tenía reporte de robo del 26 de octubre y con un engomado XW02530, que corresponde a una camioneta Chevrolet Blazer también con reporte de robo.

Encapuchados
En respuesta, personas presuntamente relacionadas con hechos ilícitos y pobladores arremetieron en contra de los oficiales estatales, a quienes les dispararon con armas de fuego. Éstos repelieron la agresión. Como consecuencia del enfrentamiento, un joven de 16 años perdió la vida.

Cerca de 50 personas, algunos encapuchados, quemaron una de las patrullas; en tanto los policías abandonaron la zona.

Por la mañana de este viernes, los “pobladores” y personas dedicadas al robo de combustible colocaron barricadas y cerraron la carretera federal Puebla-Tehuacán a la altura de la comunidad La Magdalena Tetela, para exigir castigo contra los policías estatales que presuntamente provocaron la muerte del adolescente.

La autopista Puebla-Orizaba, a la altura de Ocotitlán también fue bloqueada por los manifestantes, algunos de ellos cubrían su rostro y portaban machetes.

Estaban molestos e incluso señalaron que los agentes irrumpieron en los domicilios particulares y golpearon a sus moradores, por lo que había personas heridas.

La SSPE coadyuvara
El gobierno del estado, informó que se dio parte de los hechos a las autoridades competentes, con el objetivo de continuar con las indagatorias. Además, se pusieron a su disposición todos los datos que las instancias requieran, incluido el actuar de dos elementos policiacos, quienes refieren que al repeler la agresión accionaron sus armas de cargo en legítima defensa.

En tanto, las camionetas que tenían contenedores instalados y con residuos de combustible, presuntamente de dudosa procedencia, quedaron a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR).

“La Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) coadyuvará con la mayor disposición, para el total esclarecimiento de los hechos y reitera su compromiso de continuar con el combate de delitos como el robo de hidrocarburo y de todos los crímenes en particular”, se informó a través de un comunicado.

El Universal / AJV 29/10/16