Nota29102016EJ02CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal prohibió a la Procuraduría General de la República (PGR) solicitar una orden de aprehensión en contra de los suegros de Javier Duarte, sin antes permitirles defenderse de la investigación que se lleva a cabo en su contra.

Fidel Quiñones Rodríguez, Juez Décimo de Distrito en Veracruz, con sede en Coatzacoalcos, concedió a María Virginia Yazmín Tubilla y Jesús Antonio Macías Yazegey una suspensión provisional que obliga a la PGR a no consignar el expediente sin antes concederles el derecho de defensa.

"Este juzgador federal estima procedente conceder la suspensión provisional solicitada, para los efectos de que la autoridad responsable permita a los quejosos -a través de su defensor o persona de confianza- el acceso a la averiguación previa o carpeta de investigación", dice el juez en su determinación dictada en el amparo 1191/2016.

"La responsable no podrá ejercitar la acción penal correspondiente -si en su caso es procedente-, sin que previamente respete y garantice el derecho de adecuada defensa de los quejosos".

Quiñones aclara que esta medida estará vigente al menos hasta que se resuelva la suspensión definitiva (algo que puede ocurrir la próxima semana), pero no implica paralizar la investigación o integración de la averiguación previa.

En el mismo resolutivo, el juez suspendió cualquier orden de localización y presentación girada por la PGR en contra del matrimonio Macías Tubilla y advirtió que no pueden ser privados de su libertad con este tipo de mandato, al menos hasta que se resuelva la suspensión definitiva.

Al mismo tiempo, concedió suspender una orden de aprehensión previamente girada, siempre y cuando no sea por un delito grave, cometido en flagrancia o que amerite prisión preventiva en el nuevo sistema penal acusatorio. Si fuera uno de estos casos, sí pueden ser capturados.

Para que la protección judicial tenga efecto, los quejosos deberán pagar una garantía de mil 500 pesos en un plazo máximo de 5 días.

Denuncian vigilancia permanente

De acuerdo con información judicial, los suegros de Duarte entregaron al juzgado una serie de fotografías para denunciar que desde hace una semana son sujetos a una vigilancia las 24 horas del día.

En este amparo, agregaron imágenes de vehículos con placas de la Ciudad de México sobrepuestas y con aparatos en los toldos que, aseguran, son para intervenir sus comunicaciones telefónicas y electrónicas. Ninguno de ellos tiene el logo de alguna institución.

Además, señalan que hay sujetos afuera de sus casas o son seguidos por esas camionetas a los distintos lugares a los que se trasladan.

EXP/REF/EJ/OCT/2016