HERMOSILLO, SON.- Ana Kareli nació a bordo de un camión de la línea 16  la mañana del martes alrededor de las 08:30 horas.

Anabel Castillo Hernández, madre de la recién nacida, contó a EXPRESO que se dirigía al Hospital de la Mujer para ser internada, cuando comenzó a sentir fuertes dolores de parto e inmediatamente supo que no llegaría.

"El doctor me había dicho que me fuera entre ocho y diez para internarme, yo me fui a las ocho porque ya había roto fuente,  pero si pensé que iba a llegar; me subí en el centro y me comenzó a doler mucho, le dije a mi marido que no iba alcanzar a llegar, pero él me decía asustado que me aguantara", recordó Anabel.

En ese momento, entre los dolores y quejas, se acercó una mujer, quien resultó ser enfermera y  puedo ayúdame, recordó la joven madre.

 Una enfermera que iba en el camión se acercó, me dijo que iba al trabajo y que fuera valiente, que me ayudaría,  se agacho y me reviso y fue cuando me dijo que pujara, que ya venía", contó entre carcajadas nerviosas.

En el momento del parto, Anabel se encontraba rodeada de gente que desconocida, por lo que se concentró en su esposo y sus hijos.

"Yo veía a mis hijos, que se tapaban la carita asustados, mi esposo estaba muy preocupado y había mucha gente, todos los del camión me veían y si me daba vergüenza pero yo nomas pensaba en que mi hija naciera sana y salva", expresó  Anabel.

Para cuando llego la ambulancia, la pequeña Ana Kareli ya estaba en los brazos de su mamá, razón por la cual estará agradecida eternamente con la enfermera.

Ni se cómo se llama la enfermera, pero de verdad le agradezco mucho, porque gracias a ella nació mi hija", expresó  manifestó.   

 

 EXP/LH/EJ/OCT/2016