HERMOSILLO, SON.- La cuenta pública de Hermosillo del 2015 fue aprobada por el Congreso del Estado pero con la salvedad de que en materia de liquidez y solvencia resultó un ejercicio no aceptable, por haber presentado insolvencia al 31 de diciembre del 2015 y por no tener recursos para hacer frente a los compromisos financieros adquiridos al cierre de ese año.

De acuerdo a información disponible en la página del Congreso del Estado, los resultados de evaluación de la cuenta pública del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) destacan que en el 2015 la liquidez del municipio fue de apenas 72 centavos por cada peso adeudado en el corto plazo.

En materia de solvencia, el informe presentado apunta que en el último año de Alejandro López Caballero, la administración municipal tenía comprometidos el 55.14% de sus ingresos derivados de su deuda total.

EXP/GF/DAW/SEP/2016