violencia19112016ej01HERMOSILLO, SON.- El aumento de la inseguridad, la delincuencia organizada y las dificultades económicas, exacerban las diferencias de género, y favorece la aparición de escenarios críticos de violencia contra la mujer, como los feminicidios, indicó el sociólogo Eduardo Calvario Parra.

El investigador del Colegio de Sonora, manifestó que también la crisis de legitimidad de las corporaciones de seguridad pública y de justicia, generan incentivos en los criminales, quienes ven lejana la posibilidad de ser capturados cuando cometen un feminicidio.

“La crisis económica, el aumento de la delincuencia, la deserción escolar, no causan los feminicidios, ni la violencia contra las mujeres. Es sólo gasolina para lo que ya está, para que se exacerbe la desigualdad de género. No son causas directas, sólo abonan a la crisis de violencia feminicida”, reiteró.

El catedrático, que ha coordinado estudios de violencia contra las mujeres en México, destacó que los indicadores de agresiones contra este sector de la población en la entidad son más altos que la media nacional.

Por ejemplo, dijo que según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, en Sonora la violencia emocional la sufre el 50.2% de las mujeres, frente al 43% a nivel nacional, así como la económica, donde las encuestadas dijeron que el 26,4% la ha padecido, en contraste con el dato nacional, que reveló un 24.5%.

EXP/AA/EJ/NOV/2016