padres guillermo reclusorioCIUDAD DE MÉXICO.- El exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés, fue trasladado ayer de nueva cuenta al Reclusorio Sur para sostener una diligencia que solicitó en su descargo dentro de la causa penal donde le imputan los delitos de delincuencia organizada y lavado de 178 millones de pesos.

De acuerdo con fuentes del Gobierno de la Ciudad de México, autoridades del Sistema Penitenciario llevaron a Padrés desde el Reclusorio Oriente para una comparecencia ante el Juzgado Octavo de Distrito en Procesos Penales Federales, aunque no precisaron su naturaleza.

Una vez que finalizó la diligencia, lo llevaron de regreso al Reclusorio Oriente, donde está a disposición de otro juzgado por un caso donde le imputan la defraudación fiscal y el lavado de 8.8 millones de dólares.

El viernes pasado, el inculpado se reservó su derecho a declarar y pidió duplicar a 144 horas el término legal para que le definan su situación jurídica, pues el propósito de su defensa es que durante este plazo presentarían su declaración por escrito y ofrecería algunas pruebas de descargo.

Este miércoles a las 15:36 horas se cumple el plazo límite que tiene la autoridad jurisdiccional para determinar si le dicta la formal prisión o la libertad por falta de elementos.

En este asunto en particular, el fallo correrá a cargo de Víctor Octavio Luna Escobedo, Juez Cuarto de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, quien ha pedido vía exhorto a su homólogo adscrito en el Reclusorio Sur llevar a cabo las diligencias para recabar las pruebas que ha ofrecido Padrés.