tratado libre comercioHERMOSILLO, SON.- No es tan fácil tumbar el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, México y Canadá, ya que de él dependen millones de empleos y la fortaleza económica de los tres países participantes, estimó Enrique Guillén Mondragón, quien consideró que Trump no es una amenaza para México.

El presidente nacional de Canacintra explicó que el sorpresivo triunfo de Donald Trump en los comicios de Estados Unidos no nos debe de espantar, antes bien hay que ponernos a trabajar con mayor ahínco para desarrollar el mercado interno que haga a México más fuerte.

El líder nacional de los industriales explicó durante su participación en la inauguración de Vive la Expo de Canacintra que México tiene un intercambio comercial con Estados Unidos de más de un millón de dólares por minuto y que 25 estados de la Unión Americana tienen como principal destino de sus exportaciones a México.

Además destacó que la fortaleza económica no es sólo de Estados Unidos, sino de los tres países involucrados en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

“Debemos trabajar pensando en que somos una región muy fuerte en el Tratado de Libre Comercio de Canadá, Estados Unidos y México, somos una región muy fuerte, ya que es el tratado de libre comercio más exitoso del planeta y refiere a una fortaleza regional, es un tema indivisible”.


Pero Donald Trump ha amenazado al TLC, se le recordó, a lo que el dirigente de Canacintra argumentó que el comercio de un millón de dólares por minuto y los 25 estados americanos que dependen de sus exportaciones a México, “hace muy difícil que se pueda cerrar y botar todo, podrá ser una visión (de Trump) pero habría que ver la implementación del mismo”, dijo.