Rolando Gutiérrez Coronado profeco expreso 07112016HERMOSILLO, SON.- El delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Rolando Gutiérrez Coronado, señaló que no se presentó ninguna queja ante esa instancia por el retraso que sufrió la reanudación de un vuelo de la empresa Volaris, cuyos pasajeros se quedaron varados en Hermosillo el pasado domingo, debido al cierre del aeropuerto de Tijuana por una banco de niebla.

Indicó que aunque hay un módulo de la Profeco en el aeropuerto, ningún pasajero presentó alguna inconformidad, y consideró que seguramente la aerolínea les ofreció compensaciones a los afectados, y por ello no hubo denuncias.

"Todo está ya tranquilo, normal, ayer se retrasaron algunos vuelos por causas ajenas a las aerolíneas, y estaba lleno el aeropuerto, pero aquí tenemos nosotros módulos y nadie se quejo", expuso Rolando Gutiérrez.

Dicen que están atentos
Indicó que la Profeco está permanentemente atenta de lo que ocurre con los usuarios del Aeropuerto Internacional de Hermosillo.

"Siempre estamos listos para operar la conciliación, y el diálogo", expuso el Delegado de la Profeco.

Comentó que regularmente las aerolíneas dan compensaciones, cuando ocurren ese tipo de retrasos, para que queden contentos sus usuarios, y esa pudo ser la razón por la que nadie presentó queja en el módulo de Profeco en la terminal aérea.

"Hay un convenio de colaboración con las aerolíneas, en donde Profeco en cada uno de los aviones tiene un decálogo, y en ese decálogo vienen los derechos", añadió Rolando Gutiérrez.

Cabe señalar que al ser Hermosillo el aeropuerto alterno de Tijuana, para la mayoría de las aerolíneas, cuando se cierra la terminal aérea en Baja California, los aviones se desvían a la capital sonorense para esperar la reapertura de las pistas en Tijuana.

EXP/REF/DAW/NOV/2016