Nota26102016EJ05

HERMOSILLO, SON.- Wenceslao Cota Montoya, delegado de la Secretaría de Gobernación, informó que se mantiene una campaña de despistolización en el territorio de la Tribu Yaqui, dirigida principalmente a personas ajenas a la etnia.

Mencionó que por el momento están detenidos los trabajos de construcción del Gasoducto Sonora en la comunidad de Loma de Bácum, mientras se mantiene un diálogo entre los grupos en conflicto en la tribu.

"Las armas únicamente autorizadas y reconocidas por los Usos y Costumbres, son las de las guardias tradicionales, van a ser monitoreadas y cuando menos respetadas en ese sentido; pero todo lo demás no, la persona que se encuentre en su poder con armas, van a ser desarmadas", mencionó Cota Montoya.

En las labores de vigilancia y de búsqueda de armas, están participando corporaciones policíacas estatales y federales, más no el Ejército Mexicano.

"Hasta el día de ayer teníamos la información de que las condiciones no se daban (para seguir construyendo la obra), precisamente porque queremos que tengan los elementos suficientes para que dialoguen, y entonces se determinó, por parte de la misma empresa, que no podía trabajar, entonces no ha estado trabajando, desde el mismo día que pasó el incidente, el mismo viernes a raíz de los hechos violentos que se presentaron y hasta el momento no han trabajado", indicó Cota Montoya.

Añadió que autoridades de siete de los ocho pueblos yaquis han señalado que hay personas armadas ajenas a la tribu, que en las últimas semanas han sido vistas en el territorio de la etnia, y ante ello se han instalado retenes en puntos estratégicos para detenerlas y desarmarlas.

El pasado viernes 21 de octubre dos grupos de integrantes de la etnia se enfrentaron en Loma de Bácum, en medio de la disputa por la construcción del Gasoducto, con un saldo de una persona muerta y 8 heridas, así como 13 vehículos incendiados.

EXP/UGR/EJ/OCT/2016