HOY QUE que sean designados por el Senado los nuevos magistrados del Tribunal Electoral federal, sin duda habrá festejo en algunos de medios electrónicos.

 

Y TODO porque, a propuesta del PAN, Felipe de la Mata se integrará a la Sala Superior del Trife. Para más señas, el jurista proviene de la sala especializada en el tema de las campañas de difusión electrónicas -el espinoso asunto de los spots- que, a dos años de su creación, ha resultado ser más que benévola con los grandes concesionarios. 

 

ORIGINALMENTE, los panistas querían que dos de los tres magistrados de la llamada Tele Sala fueran ascendidos, pero esa idea no tuvo suficiente rating en el Senado.

*

 

EN EL ÚLTIMO debate presidencial entre Hillary Clinton y Donald Trump hubo noticias buenas y noticias malas... y peores.

 

LA BUENA fue para Enrique Peña Nieto, pues el republicano lo describió como "a nice man". La mala fue para México, dado que insistió en su idea del muro y, pese a que le pusieron hasta tapete en su visita a Los Pinos, no se retractó ni un milímetro en todo lo que ha dicho de nuestro país.

 

OTRA BUENA fue que si Clinton gana, impulsará, ahora sí, la reforma migratoria que durante años se ha venido posponiendo en Estados Unidos. La mala: que las deportaciones seguirán, como ya ha venido ocurriendo con Barack Obama.

 

LA PEOR NOTICIA fue para la democracia norteamericana, pues Trump no sólo copió aquello de que hay un "compló" en su contra, sino que ya está quejándose de un supuesto fraude electoral y, ¡el colmo!, amenaza con ni siquiera reconocer su derrota. 

*

 

VAYA REVÉS se llevó la Comisión Nacional de Salarios Mínimos de parte del Instituto de Acceso a la Información Pública: le ordenó revelar el famoso estudio sobre los minisalarios que tanto se ha esforzado en esconder.

 

EL ORGANISMO lo había reservado como si se tratara de un asunto de seguridad nacional, pero el INAI ya le corrigió la plana. Al fin se sabrá cuál es el gran misterio que ocultaba el dichoso informe.

*

 

LE PASÓ a Andrés Manuel López Obrador, le pasó a Marcelo Ebrard y, ahora, le pasa a Miguel Ángel Mancera: primero los llamaron populistas y luego les copiaron las ideas.

 

AL TABASQUEÑO se le criticó durísimo por dar una mensualidad a "los viejitos", programa que terminó volviéndose nacional. A Ebrard lo acusaron por las las pistas de patinaje en diciembre y, ahora, ¡hasta Cuernavaca tiene una!

 

Y DESPUÉS de que hicieron befa y mofa del silbato antiacoso de Mancera, el mismo proyecto comienza a ser promovido por los rotarios en Puebla. ¿No que no?