A VER si no termina pagando Manlio Fabio Beltrones los platos que rompieron, en realidad, varios de sus compañeros de partido.

 

YA COMENZARON los susurros y jaloneos al interior del PRI para moverle el tapete al sonorense, tras la derrota tricolor del domingo... como si de él fuera toda la culpa. Nadie habla, por ejemplo, de las candidaturas que se impusieron desde distintas oficinas del gabinete presidencial.

 

MUCHO MENOS de la obstinación de algunos secretarios para defender a personajes indefendibles, como fue el caso de Roberto Borge o Javier Duarte, al que se le salvó el pellejo desde la Ciudad de México. Y, claro, mucho menos se acuerdan de los escándalos de corrupción, mal gobierno y prepotencia de muchos de los gobernadores hoy en desgracia.

 

¿LA MALA imagen del propio Presidente? De eso tampoco se habla en el cuartel general del PRI. Ahí lo único que se dice es que los números son fríos y, bajo la gestión de Beltrones, el partido cayó a su nivel más bajo: sólo gobernará en 15 estados.

 

PARA DARSE una idea del descalabro, en el año 2000, cuando el PRI perdió por primera vez la Presidencia, logró mantenerse en el poder en 19 entidades. Lo menos que llegó a tener fueron 17 en 2003. Y el próximo año, ¡gulp!, es la elección para gobernador del Estado de México, el más grande costal de votos del país.

*

NO SE lo digan a nadie, pero el que está por reaparecer es Gerardo Gutiérrez Candiani.

 

EL EX DIRIGENTE del Consejo Coordinador Empresarial y de la Coparmex, si no hay cambio de última hora, será el titular del nuevo órgano que pondrá en marcha uno de los proyectos más importantes para el presidente Enrique Peña: las Zonas Económicas Especiales (ZEE). 

 

RECIÉN APROBADA la ley respectiva, la idea es cerrar la brecha entre el Norte y el Sur del país, con la creación de cuatro ZEE: Puerto Lázaro Cárdenas (que abarca tanto Michoacán como Guerrero; Corredor Tehuantepec (de Coatzacoalcos a Salina Cruz); Puerto Chiapas y la sonda petrolera Campeche-Tabasco.

 

EN ESTOS DÍAS la SHCP formalizará la creación del organismo rector, al frente del cual estará Gutiérrez Candiani.

*

DOS MESES, 37 páginas y 17 mil 753 palabras después, Rafael Pacchiano salió con una norma ambiental que nadie entiende, que no aclara cómo se va a aplicar, que no deja saber cuántos autos dejarán de circular y, lo peor, ¡que es temporal!

 

El TITULAR de la Semarnat apareció para la foto, pero guardó las malas noticias en la letra chiquita de la nueva NOM, cuyos detalles de operación están más nebulosos que el cielo de la Ciudad de México.