COMO si le hicieran falta más frentes de batalla al gobierno federal, la Secretaría de Gobernación va en ruta de colisión contra organismos civiles que promueven la transparencia y la rendición de cuentas.

ASÍ SE VIO en las audiencias sobre la Ley General de Archivos en las que expertos volvieron a alertar sobre la intención gubernamental de que se decida en Bucareli, con muuucha manga ancha, qué información pública se resguarda y cuál destruye.

DE HECHO, hoy habrá un nuevo llamado de alerta en el que participarán también historiadores que, por supuesto, saben la importancia y el valor de un archivo bien integrado.

LO PARADÓJICO es que si algo presume Enrique Peña Nieto es su adhesión a la Alianza para el Gobierno Abierto, la cual inclusive encabezó a nivel mundial. A lo mejor no se enteraron en Gobernación.
*

EN 2017, en el Estado de México, no sólo habrá transición en la gubernatura, sino en una de las posiciones clave de la política en la entidad: la rectoría de la Universidad Autónoma.

LA COSA ESTÁ en que no todos los que suenan pasan el examen de la comunidad universitaria. Por ejemplo, dicen que Javier González, actual secretario de Administración, primero tendría que aclarar todo lo que sabe sobre el mal manejo de recursos que ha denunciado la mismísima Auditoría Superior de la Federación.

Y EN EL CASO del secretario de Rectoría, Hiram Piña Libien, lo ven como la perpetuación en el poder del actual rector, Jorge Olvera.

EL OTRO que suena es Alfredo Barrera, secretario de Docencia de la UAEM, cuya principal credencial, curiosamente, es que no cuenta con un perfil político.
*

UNA DE las escenas memorables de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara se dio cuando el escritor rumano Norman Manea recibió la Medalla "Carlos Fuentes".

LA VIUDA del escritor mexicano, Silvia Lemus, le dijo que era un honor entregarle la presea, a lo que el galardonado respondió de lo más natural: "Le conocí en Nueva York, nos vimos varias veces. Siento mucho no haber sido mujer para enamorarme de Carlos Fuentes".

TANTO LEMUS como Raúl Padilla, de golpe, se sorprendieron con el comentario y luego celebraron la ocurrencia.
*

ALLÁ en Toluca circula un chascarrillo entre la clase política: que al diputado Alfredo del Mazo podrían acusarlo de actos anticipados de campaña.

¿Por qué? Porque en cada población hay una calle, una plaza, un auditorio o una escuela con su nombre, pues ya su padre y su abuelo fueron gobernadores y él quiere heredar el cargo.