HOY, HOY, HOY es la reunión del Consejo Político Nacional del PRI. Y aunque los reflectores estarán sobre Enrique Peña Nieto, habrá que estar pendientes de otros dos personajes.

UNO es el dirigente Enrique Ochoa, quien debuta en esos aquelarres y trae la doble tarea de organizar a las huestes tricolores para las elecciones, mientras intenta convencer a propios y extraños de que en el PRI sí están combatiendo la corrupción para evitar nuevos escándalos como los de sus ex gobernadores en Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua.

Y EL OTRO es el defenestrado Luis Videgaray, de quien se dice que podría reaparecer como uno de los nuevos integrantes del Consejo Político Nacional. Ya se verá si es cierto.

***
UNA ADIVINANZA: vive en Oaxaca, anda escondido por los rincones y temeroso de que alguien lo vea... y no, no es la muñeca fea. ¿Quién es?

PUES ALLÁ en las tierras del barro negro, las tlayudas y los eternos plantones magisteriales dicen que es su gobernador saliente, Gabino Cué.

CUENTAN por allá que se anda encomendando a la Virgen de Juquila para que nadie se entere cómo y sobre todo cuánto subió la deuda en esa entidad durante su gobierno.

Y ES QUE el endeudamiento creció a un ritmo y a un monto récord al que no llegó ni con -gulp- el ex gobernador Ulises Ruiz. ¡Ave María Purísima!

***

MÁS de un científico anda preocupado por la iniciativa de reforma a la Ley General de Salud en materia de reproducción asistida que se está analizando en la Cámara de Diputados.

EL ASUNTO es que a quienes redactaron el documento parece que se les confundió la gimnasia con la magnesia, y se fueron mucho más allá del tema reproductivo.

QUIENES sí le saben al asunto dicen que de aprobarse la propuesta como está, quedaría prohibida la investigación con las llamadas células madre e incluso se impondrían penas de prisión de entre 5 y 10 años a quienes no acataran esa disposición.

PERO QUIZÁS lo que más tiene asustada a la comunidad científica es que la mayoría de los legisladores que tienen en sus manos aprobar o no esa reforma carecen de información sobre el tema.

DE AHÍ que varias agrupaciones científicas están buscando la manera de informar a los diputados sobre las implicaciones de la iniciativa para que no la tomen a la ligera y se informen bien antes de votarla.

FALTA VER si les hacen caso o si, como acostumbran muchos de nuestros representantes, nomás oprimen desde su curul el botoncito que les digan sus jefes de bancada.