A MÁS de uno sorprendió, inclusive dentro del propio gobierno federal, el exabrupto de Luis Miranda de espetarle a una diputada federal que, para entenderla, era necesario ser siquiatra.

LA SORPRESA no fue sólo por los modos del secretario de Desarrollo Social, sino porque a estas alturas del partido pareciera que el mexiquense no ha entendido no sólo la dimensión de su cargo, sino la de su muy cercana relación con el presidente Enrique Peña Nieto.

DE SER un oscuro pero efectivo operador político, ahora bajo los reflectores Miranda está demostrando tener la piel muuuy delgada y se está convirtiendo en una incomodidad para su jefe.

EL COLMO del asunto es que, contrario a lo que cree el titular de Sedesol, la diputada Araceli Damián sí que sabe de pobreza, pues no sólo es académica e investigadora de El Colegio de México, sino que tiene un doctorado de la Universidad de Londres y ha publicado varios artículos y libros sobre la materia.

*****

MUCHOS se preguntan a qué va José Alberto Rodríguez a la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, pues apenas tiene mes y medio al frente del área de reclusorios de Gobernación, y como que todavía no le sabe mucho al tema.

COMO TITULAR del Órgano Administrativo Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social, el hidalguense al parecer informará que se ha hecho muy poco en esa área... y que ya mero se hará más. O, al menos, eso esperan los expertos.

*****

LOS ALLEGADOS a la senadora Marcela Guerra comentan que si bien acudió como testigo a las elecciones en Estados Unidos, el viaje que ligó inmediatamente después a Marruecos para nada fue un simple paseo.

LA MISIÓN a la cumbre sobre el cambio climático, la COP22, fue una encomienda de la propia Mesa Directiva del Senado, en su papel de secretaria de la comisión respectiva, a la que también fueron ocho senadores y ocho diputados federales.

*****

EL QUE sigue sin querer acudir al Senado para cumplir con la glosa del informe presidencial es Miguel Osorio Chong, que inclusive ayer comentó que ya lo tienen muy visto en esa Cámara.

SEGÚN el titular de Gobernación, ha acudido ante los legisladores en 18 ocasiones, lo que lo hace el funcionario con más comparecencias dentro del gabinete.

EL DETALLE está en que su asistencia para la glosa es de mandato legal, y si bien ya acudió pero le cancelaron de última hora los senadores, la realidad es que formalmente no ha sostenido el diálogo al que está obligado el Ejecutivo ante el Legislativo.