POR LO VISTO a los políticos de Veracruz jamás les enseñaron que se puede ser trompudo, pero no cochino. Y el caso más reciente es el de Genaro Mejía de la Merced.

AUNQUE apenas estará un mes y medio en el cargo y el suyo es un puesto de confianza, el secretario de Gobierno transformó su plaza laboral para convertirse en empleado ¡de planta! Es decir, pretende permanecer en la dependencia, mucho más allá del 1o. de diciembre en que asume Miguel Ángel Yunes.

DE HECHO, el documento de su "basificación" establece que permanecerá en el cargo... ¡hasta 2099!

ALLÁ en Veracruz, los sufridos habitantes del estado no dan crédito a tanto descaro y tan poca llenadera.
*

SEGURAMENTE ayer le zumbaron fuerte los oídos al priista Raúl Cervantes mientras representantes de organizaciones civiles, académicos y analistas criticaban en el Senado su nombramiento al frente de la PGR.

AL RECLAMARLE su proceder a los senadores, los inconformes exigieron, primero, que el procurador renuncie para que no se convierta, en automático, en el primer Fiscal General, dado que ese cargo será por nueve años. Como segunda opción plantearon que Cervantes compita por el puesto ante otros candidatos.

HASTA donde se sabe, esta última posibilidad no fue del todo descartada por varios senadores. De ahí que ya comenzaron a cabildear la idea de que se modifique un artículo transitorio de la Fiscalía General, a fin de que su titular no tenga pase automático desde la PGR.

LA IDEA, dicen, sería emparejar la cancha a fin de que haya más opciones para la designación. A ver si Cervantes no termina quedándose como el perro de las dos tortas: ni ministro, ni fiscal.

SUPERADO el trámite del Presupuesto federal para 2017, ahora sí las baterías comienzan a enfilarse hacia el Estado de México. Y noviembre es especialmente significativo para los priistas.

EXISTE la leyenda de que justo en este mes se levanta una mítica encuesta que resulta clave para definir al abanderado del PRI a la gubernatura, pues sus resultados son la base para las negociaciones entre el gobernador y el Presidente en turno.

DE AHÍ QUE en estos días andarán bastante movidos, por un lado, el diputado federal Alfredo del Mazo; y por el otro, la secretaría de Educación, Ana Lilia Herrera.

EL LEGISLADOR, que es primo de Enrique Peña Nieto, presume ser un operador eficaz, en tanto que la funcionaria tiene un largo récord de victorias, pues no ha perdido una sola elección en la que ha competido. ¡Arrancan!